BIODIVERSIDAD LINCE

Andalucía cuenta con el 57 % de los linces censados en la Península

Andalucía cuenta con el 57% de los linces de la Península Ibérica. EFE/Ismael Herrero

El 57% de los linces censados en 2019 en la Península Ibérica habita en alguno de los cuatro núcleos de población estable y consolidada que existen en Andalucía

Estos datos se desprenden de la última actualización del recuento coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), junto a las comunidades españolas de Andalucía, Extremadura y Castillas-La Mancha, así como con Portugal.

Según esta actualización, en la Península había el año pasado 583 ejemplares de esta especie, en peligro de extinción, 107 de ellos en territorio portugués (18,4%) y 476 en suelo español (81,6%).

A esta cifra hay que sumar hasta 311 cachorros nacidos a lo largo de 2019, ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado.

En territorio español 

El porcentaje andaluz se eleva al 70,1 % analizando exclusivamente las cifras del territorio español.

Las zonas de Andújar-Cardeña (145), Guarrizas (71), Doñana-Aljarafe (69) y Guadalmellato (46) suman 331 ejemplares (maduros e inmaduros, sin incluir los 122 cachorros nacidos el pasado año) a los que hay que sumar otros tres registrados en otros puntos de la geografía andaluza; Castilla-La Mancha suma 84 linces (17,7%) y Extremadura, 58 (12,2 %).

En la comunidad andaluza, además, se concentra el mayor número de hembras reproductoras, con un total de 120 (63,8 %) de las 188 censadas en territorio hispano-luso.

El núcleo Andújar-Cardeña cuenta con 53 hembras y se han contabilizado 54 nacimientos de crías. En Doñana se tienen censadas hasta 25 hembras (con 28 nacimientos en 2019), 24 en Guarrizas (26 nacimientos) y 15 en Guadalmellato (14 nacimientos).

Catalogación de la UICN

Este dato es especialmente importante para conseguir que la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) vuelva a catalogar el lince para que pase de estar declarada ‘especie en peligro de extinción’ a ‘especie vulnerable’.

El requisito indispensable es mantener 125 hembras reproductoras durante al menos cinco años consecutivos.

Una vez que se han consolidado los núcleos linceros en Andalucía, el próximo reto es conseguir e incrementar su conexión con otros núcleos existentes.

Esto último es especialmente importante para la población de Doñana-Aljarafe, que se encuentra aislada desde hace décadas y donde en los últimos años solo se ha confirmado la dispersión de unos pocos ejemplares hacia otros lugares, fundamentalmente en el Vale do Guadiana (Portugal).

Sin embargo, esta zona no ha recibido ejemplares de otras áreas, por lo que ha sido necesario seguir con las actuaciones de refuerzo genético. EFEverde

 

Te puede interesar:

Detectan una hembra primeriza de lince ibérico con 5 cachorros en Ciudad Real

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com