CONTAMINACIÓN PLAGUICIDAS

El 34 % de los análisis de alimentos contenían restos de plaguicidas en 2019

Alimentos. EFE/Kai Försterling/Archivo

El 34 % de las muestras de alimentos controladas por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en 2019 contenían restos de plaguicidas, un porcentaje que ascendía al 44,4 % en el caso de las verduras y las frutas.

Así lo denuncia el informe ‘Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’ presentado hoy digitalmente por Ecologistas en Acción, que visibiliza la contaminación con plaguicidas de los alimentos comercializados y según el cual España “vuelve a ser líder europeo” en este tipo de venta con un total de 75.190 toneladas afectadas, un 3 % más respecto a 2018.

De acuerdo con los datos proporcionados por ASEAN, el 98,3 % de las muestras analizadas cumplía la normativa porque, a pesar de la presencia de estas sustancias, su cantidad está “por debajo del límite establecido”.

Sin embargo, el 31 % de los residuos detectados pertenecen a plaguicidas “no autorizados por su toxicidad” y además hay alimentos que contienen un elevado porcentaje de restos diferentes.

Por ejemplo, las fresas analizadas poseían residuos de hasta 37 sustancias distintas, mientras que las manzanas tenían 35 y las lechugas, 34.

Según Kistiñe García, responsable de comunicación de la campaña ‘Libres de contaminantes hormonales’ de Ecologistas en Acción y coautora del informe, el mayor problema es que, dependiendo del alimento, “más de la mitad de los plaguicidas utilizados son disruptores endocrinos que pueden afectar al sistema hormonal” y generar problemas de salud como la pérdida de fertilidad. 

Los límites legales de este tipo de contaminantes que afectan a las hormonas son “altos, porque la legislación no nos protege”, ha denunciado García, explicando que en el caso de las fresas, de los 37 detectados por AESAN, 25 pueden afectar al sistema hormonal.

Datos insuficientes

Durante la presentación del documento, su coautor y coordinador del área de tóxicos de la ong ecologista, Koldo Hernández, ha criticado a AESAN por reducir progresivamente el número de muestras analizadas -2.314 en 2019 por 2.711 en 2018 y 2.773 en 2017-, ya que “la información es cada vez más precaria y la representatividad, menor”.

Ello, teniendo en cuenta que además España “es el país de Europa donde menos muestras se recogen, tan solo 4,7 muestras por cada 100.000 habitantes frente a una media europea de 18,6”. 

Ecologistas en Acción ha exigido a la administración que cumple la normativa europea “como la estrategia ‘De la granja a la mesa’ y la directiva de uso sostenible de plaguicidas”, además de la reducción del 50 % en el uso y riesgo de los plaguicidas químicos para 2030. EFEVerde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com