RESIDUOS GUIPÚZCOA

Investigan delito ambiental por el vertido de amoniaco en Guipúzcoa

Imagen cedida por la Guardia Civil. EFE

La Guardia Civil investiga a cuatro personas por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente por su relación con el vertido ilegal de amoniaco el pasado mes de mayo en la regata Arkaitzerreka (Guipúzcoa) originada durante la limpieza de la manguera de un camión en el centro de residuos de Zubieta en San Sebastián.

El SEPRONA ha llevado a cabo las investigaciones dentro de la denominada operación “Amonio” por el vertido que afectó “gravemente” a la fauna de este afluente del río Oria y provocó la aparición de un gran número de peces y otros animales muertos en su orilla, según un comunicado de la Guardia Civil.

Contaminación por amoníaco

Imagen cedida por la Guardia Civil. EFE

La fuga durante la limpieza del camión que trabajaba en el Complejo Medioambiental de Guipúzcoa, que alberga la incineradora, se produjo “por el mal funcionamiento de componentes de la instalación, que provocó que se vertiera el contenido de la cisterna al río”, explica la Guardia Civil.

La investigación ha concluido que una de las medidas de seguridad para conocer el pH de las aguas que evacua la incineradora “no estaba activada” por lo que no se detectó la presencia de amoniaco, cuya concentración, se calcula “en un 25 %”, señala.

Todo apunta a que los técnicos que dirigían la operación no dieron importancia al derrame” e “incumplieron los procedimientos del propio Complejo” Medioambiental de Guipúzcoa, señalan.

Daños ambientales

La Unidad Técnica de la Oficina Central Nacional del SEPRONA está confeccionando y coordinando los informes de los daños medioambientales provocado por esta fuga de amoniaco, que duró 4 días y que, según las investigaciones, “podría no haber sido el primero” ya que podría haberse registrado “al menos uno más”.

El amoniaco -explica SEPRONA- es un elemento indispensable para reducir la contaminación de las emisiones que origina una incineradora, pero es altamente tóxico, por lo que cuando se detecta un posible vertido son gestores autorizados los que deben encargarse de la limpieza de los espacios afectados.

En el caso de Arkaitzerreka la cantidad detectada era 220 veces superiores al límite establecido, lo que provocó la muerte de “todos los peces” que habitaban en la regata.

Muerte de especies protegidas

Durante “un periodo de tiempo” la calidad físico-química de las aguas de la regata se “modificó gravemente” ya que se vertieron “aproximadamente 2.200.000 litros de agua con amoniaco”, una sustancia “incompatible con la vida de la fauna del entorno”, asegura.

Entre los peces muertos se encontraron anguilas, (anguilla anguilla), especie con protección especial, gobio, piscardos, lochas además de macro invertebrados.

La investigación se inició por la Sección Delegada de Medio Ambiente de la Fiscalía de San Sebastián y las diligencias han sido entregadas al Juzgado de Instrucción nº 5 de San Sebastián.

El SEPRONA destaca la colaboración para el esclarecimiento de los hechos por parte del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, la Agencia Vasca del Agua, diversas empresas que participan en la construcción y puesta en marcha del complejo medioambiental y del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK).

Esta entidad ha recordado en un comunicado que la investigación del instituto armado “confirma” los datos obtenidos por GHK en el expediente abierto al efecto a la empresa Ekondakin, concesionaria de la explotación del centro de residuos de Zubieta, y han constatado que el vertido tuvo su origen en la descarga de una cisterna de amoniaco.

Recuerda que tras el incidente, GHK abrió expediente a Ekondakin que concluyó con la imposición de una multa de 45.000 euros por la infracción.EFEverde

 

Te puede interesar:

Un trabajador muerto y otro crítico por una fuga de amoniaco en Tarragona




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com