Amigos de la Tierra trabaja en Nicaragua en la protección de dos áreas protegidas

Amigos de la Tierra

Amigos de la Tierra trabaja en Nicaragua en la protección de dos áreas protegidas

Amigos de la Tierra trabaja en Nicaragua en la protección de dos áreas protegidas Pobladores del Parque Volcán Maderas. EFE/Mauricio Matute

El grupo ecologista español Amigos de la Tierra y la nicaragüense Fundación Entre Volcanes presentaron hoy un plan de preservación y conservación ambiental que tiene como fin proteger dos áreas protegidas en Nicaragua.

“Estamos haciendo la presentación de un plan de manejo colaborativo de las áreas protegidas del Parque Nacional Volcán Maderas en la isla de Ometepe, y del Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos en Río San Juan”, dijo a Efe la presidenta de la Fundación Entre Volcanes, Lorena Rodríguez.

Rodríguez explicó que el plan surgió luego de que ambos organismos identificaran problemas ambientales en ambas áreas protegidas, como deforestación, aumento de la frontera agrícola, falta de acceso al agua potable en verano y contaminación ambiental provocada por la basura.

El principal problema ambiental es la basura plástica, porque en realidad son alrededor de 12 millones de botellas anualmente que entran a la isla de Ometepe“, indicó, por su lado, el secretario del Comité de Manejo Colaborativo del Parque Nacional Volcán Maderas, Miguel Medina.

Para darle utilidad a esas botellas plásticas, ambos organismos han promovido la elaboración de manualidades, en la que, entre otras cosas, los rellenan y los convierten en “ecoladrillos” para elaborar bancas para sentarse en los patios de los colegios y depósitos de basuras, señaló Medina.

Las acciones propuestas en el plan de manejo del Volcán Maderas apuntan a contener la perdida de flora, promover el reciclaje y la reutilización de la basura y con ello mantener el título de reserva de biosfera otorgado por la Unesco.

Ometepe, Reserva de la Biosfera

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), por decisión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), acordó en junio de 2010 que la isla de Ometepe, el mayor depósito de agua dulce de Nicaragua, formara parte integrante de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Antes de ser reserva de la biosfera, Ometepe, formada por dos volcanes, el Madera y el Concepción, era considerada legalmente como Reserva Natural y Patrimonio Cultural de la Nación, estatus que dan prioridad a la preservación, que no permite actividades humanas sobre la conservación, y que acepta el concepto de desarrollo sostenible.

Ambos organismos impulsan esas actividades de conservación en el marco del proyecto Omeguambiente, financiado por la Unión Europea (UE) por un coste de 100.000 euros (unos 126.660 dólares) y por un período de dos años.

“Este proyecto (Omeguambiente) ha sentado las bases para lograr una gestión ambiental participativa”, dijo el director en Nicaragua del organismo Amigos de la Tierra España, Guillermo Rodríguez.

La primera fase de ese proyecto, comprendida entre 2012 y el primer semestre de 2014, contribuyó a conformar los Comités de Manejo Colaborativos en ambas áreas protegidas, de acuerdo con los organismos. Efeverde




Secciones: