ECUADOR NIEVE

La llegada de humedad desde la Amazonía provoca temporal en Quito

Foto de uso editorial, cortesía de Carlos Campaña, de la nevada en el Parque Los Llanganates. EFE

La llegada de humedad proveniente de la Amazonía ha provocado en Quito y la serranía ecuatoriana una bajada de temperaturas, lluvias y tormentas eléctricas desde el pasado lunes, en un mes de julio atípico para el verano, que suele ser seco y con buen tiempo.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) ha advertido de que el temporal se ha registrado gracias a la llegada de humedad proveniente de la Amazonía la que ha provocado que las montañas de la zona andina se encuentren nevadas desde hace unos días en pleno verano.

Humedad desde la Amazonía

“El aporte de humedad ha sido constante hacia nuestro país, lluvias y tormentas eléctricas se presentan en varios sectores de la Amazonía y sierra” andina, precisó el organismo en un mensaje de Twitter.

Además, confirmó que “en zonas altas y puntuales de la sierra se presentan nevadas a consecuencia de las bajas temperaturas y condiciones de inestabilidad” atmosférica.

El Inamhi pronosticó que “continuarán las precipitaciones en la Amazonía”, mientras que en la Sierra en las condiciones han mejorado desde este jueves.

El lunes un temporal de nieve y lluvia sorprendió a los habitantes de una zona andina de Ecuador, cerca al municipio de Píllaro, donde se reportó el corte de una carretera y afectaciones a viviendas.

El alcalde de Píllaro, Francisco Yanchatipán, indicó a Efe que el temporal se desató durante todo el día, especialmente en la zona de Poaló, una localidad que sirve de entrada al Parque Nacional Llanganates, en el centro de los Andes ecuatorianos.

Temporal de nieve

Esa zona de reserva, situada entre las provincias de Cotopaxi y Tungurahua, soportó una jornada de nieve que acumuló en ciertos sectores del Parque hasta 30 centímetros de espesor y que afectó a ciertos cultivos, caminos y algunas quebradas.

Yancahtipán explicó que una carretera que une a los barrios periféricos de Marcos Epinel y San Miguelito ha sido afectada por la fuerte lluvia que acompañó a la nevada, sin que se registraran víctimas.

Valeria Moya, técnica de la Secretaría Nacional de Riesgos y Emergencias, precisó que la acumulación de nieve afectó principalmente a la zona de Poaló, pero remarcó que no se reportaron daños de gran magnitud.

“Ha habido una afectación mínima”, según los reportes de los habitantes de la zonas de incidencia del fenómeno meteorológico, que suele presentarse habitualmente en esta época, aunque “no en la magnitud de este año”, agregó Moya.

Según una portavoz del Ministerio de Ambiente, “la última nevada similar a esta en la zona (con permanente caída de granizo y con ese espesor de nieve) se dio en 1998”.

En el sector suele caer nieve todos los años, generalmente en los meses de mayo y junio, sin embargo no con la intensidad registrada en esta ocasión, cubriendo los páramos de Píllaro y los de Anteojos dentro el Parque Nacional Llanganates.

Moya sostuvo que los temporales también han afectado a otras zonas de la provincia de Tungurahua y de varias regiones de la sierra andina del país.

El fenómeno también ha sorprendido a la población ecuatoriana, especialmente de la zona andina, que esperaba para esta época otras condiciones, ya que julio suele ser época seca, con ausencia de lluvias y buen tiempo, y que suele coincidir con la finalización del año escolar en la región, que concluyó el pasado 30 de junio. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com