RESIDUOS RADIACTIVOS

Los municipios nucleares creen que se les ha ignorado en la nueva política de residuos radiactivos

Archivo EFE

Cáceres, 3 ago (EFEverde).- La Asociación Española de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) ha criticado el “cambio de estrategia” del Gobierno central en la gestión del combustible gastado de las centrales nucleares sin contar con la opinión de los municipios y que supondrá la dispersión de los residuos por todo el país.

Así lo ha explicado en rueda de prensa en la capital cacereña, junto a los alcaldes de Almaraz, Serrejón y Saucedilla, en la provincia de Cáceres, el presidente de AMAC, Juan Pedro Sánchez, asociación que engloba a más 60 municipios en seis provincias.

A finales de julio, el Consejo de Ministros autorizó a Enresa la construcción de cuatro nuevos almacenes individualizados de residuos en Vandellós y Ascó (Tarragona), Cofrentes (Valencia) y Almaraz (Cáceres) lo que descarta, a juicio de AMAC, el almacén temporal centralizado (ATC), algo previsto en el actual plan general de residuos radiactivos y en el borrador del futuro plan.

En su opinión, esto supondrá el almacenamiento de residuos más allá del cierre de las centrales y también la pérdida de una oportunidad de inversión para dinamizar una zona rural en España, así como la posibilidad del ahorro del pago anual de más de 20 millones de euros a Francia por los residuos de Vandellós I.

“Entendemos que no pueden aceptarse ya más este tipo de decisiones sustentadas por el secretismo y la opacidad, y además no podemos cambiar nuestra posición, contraria a mantener almacenamientos de residuos radiactivos en los emplazamientos nucleares sine die”, ha señalado Sánchez.

El “cambio de estrategia” apuesta por una tecnología distinta a los actuales ATI, almacenes temporales individualizados, puesto que estos cuatro “seudoATCs”, ha dicho Sánchez, permiten un plazo más largo de almacenamiento de hasta cien años y en el caso de Almaraz el nuevo almacén es cinco veces mayor que el actual.

Así, AMAC ha anunciado que tomará todas las acciones posibles para paralizar “esta estrategia de pequeños ATCs en las centrales nucleares que ni tan siquiera reúnen las mínimas condiciones de seguridad”.

Sobre esto último, Sánchez ha explicado que no incluirán ninguna celda caliente, piscina para manipular los residuos en caso de alguna contingencia, por lo que en caso de desperfectos en algún contenedor defectuoso de los que allí se alojen, deberán transportarse a otro lugar que sí disponga de ella a una distancia que podría ser de hasta 800 kilómetros, ha asegurado el presidente de AMAC.

Asimismo, ha criticado que se haya “apartado” a los municipios de la zona en la toma de decisiones y que no se les haya informado sobre qué se contempla hacer con los residuos de las centrales nucleares de Zorita, Trillo y Garoña, “lo cual nos lleva a pensar en la posibilidad de que los contenedores de estas centrales podrían trasladarse en un futuro a alguno de estos nuevos almacenes”, ha dicho.

Una postura que comparte el alcalde de Almaraz, Juan Antonio Díaz, que ha pedido mayor información por parte de las autoridades para los ayuntamientos pues “nos enteramos por la prensa”, ha asegurado. EFE

1011743

vrm/as




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com