Altavoces meteorológicos: aliados contra el coronavirus en China

CORONAVIRUS EPIDEMIA

Altavoces meteorológicos, aliados en la lucha contra el coronavirus en China

Altavoces meteorológicos, aliados en la lucha contra el coronavirus en China CORONA-VIRUS. EFE-EPA

En su lucha contra el coronavirus, las autoridades chinas disponen de múltiples herramientas y unas de las más efectivas son los "altavoces meteorológicos", un sistema de alerta temprana que permite difundir información sobre la epidemia en áreas rurales remotas.

El uso que las autoridades hacen de los altavoces, cedidos por la Administración Meteorológica de China (CMA), es clave para contrarrestar la epidemia, ha explicado a EFE, Beatriz Hervella, del Área de Información Meteorológica de la Aemet para detallar que, la función de estos megáfonos es prevenir a la población cuando se aproximan fenómenos meteorológicos extremos como tifones.

Los servicios meteorológicos “aportan su granito de arena” y son una pieza importante del engranaje en la lucha contra el coronavirus, por eso es encomiable la “buena actitud” de la Administración Meteorológica de China al ceder sus infraestuctura a otras emergencias que no tienen nada que ver con las meteorológicas, ha señalado Hervella.

Como dato significativo, la experta de Aemet ha explicado que durante la construcción de los mastodónticos hospitales de Wuhan, en un tiempo récord, las autoridades instalaron una estación meteorológica junto a las obras para obtener en tiempo real “predicciones exactas” y avanzar más rápido y seguro en las obras.

Departamentos meteorológicos chinos

Desde el brote de la epidemia, a finales del pasado año, los departamentos meteorológicos chinos junto con el Centro Nacional de Divulgación de Información de Alerta Temprana, se han servido además de otros canales de información como SMS y pantallas meteorológica para difundir mensajes de emergencia, alerta temprana conocimiento de información y protección científica.

De esta manera y según datos de la CMA, los departamentos meteorológicos de la región de Jiangxi, en el este de China, han usado durante el pasado enero más de 3.600 altavoces y pantallas electrónicas para transmitir a la ciudadanía conocimientos sobre prevención y control de epidemias.
Además, el centro de divulgación de información de alerta temprana de emergencia pública de Tianjin (ciudad al noreste de China), dependiente del Servicio Meteorológico Municipal, se ha unido a la Comisión de Salud china para abrir un “canal verde” facilitando información a casi a 30 millones de personas por día.

Hasta finales de enero, los departamentos meteorológicos de Guangdong/Cantón (provincia en la costa sureste de China) emplearon los altavoces meteorológicos más de 20.000 veces para transmitir información relacionada con la epidemia, además de 370 piezas de información epidémica a través de Microblog y 104 piezas de Wechat.

Respecto a otras ayudas que el sistema meteorológico chino puede aportar para el control de este virus denominado COVID-19, y que lleva ya contabilizado más de un millar de muertos, sobresalen las concisas y refinadas predicciones meteorológicas.

Volar drones 

La meteoróloga ha recalcado que para volar drones, se necesita de “pronósticos meteorológicos muy específicos”, debido a que son muy sensibles a la variable del viento y su intensidad, de tal manera que con un pronóstico de fuertes rachas, lo más probable es que no vuelen.
Los drones con altavoces desempeñan un papel destacado tanto para rociar desinfectante como para advertir a los ciudadanos sobre el cumplimiento de los procedimientos de cuarentena, instándoles a quedarse en casa o a no salir al exterior sin mascarillas

Datos temperatura diaria

Otro factor importante, relacionado con la asistencia que la meteorología presta para prevenir la propagación del coronavirus, reside en la predicción de los datos de temperatura ambiental diaria.

En general, en este tipo de enfermedades, como la gripe o el SARS similares, de entrada, al coronavirus, la transmisión se produce por vía aérea a través de las gotas de secreción respiratoria que se producen al hablar, toser o estornudar, directamente por el aire o a través del contacto con las manos y objetos.

En estos casos, el frío favorece la propagación de los virus causantes de estas enfermedades, ha observado Hervella quien explica que cuando la temperatura es muy baja, la atmósfera apenas contiene vapor de agua y humedad, lo que propicia que “los virus tengan más capacidad para flotar en el aire favoreciendo así su propagación“. EFEverde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com