BIODIVERSIDAD AVES

La alimentación, factor clave para combatir parásitos en loros y cacatúas

La alimentación, factor clave para combatir parásitos en loros y cacatúas Loros barrranqueros, Cyanoliseus patagonus, fotografiados por Graham Harris en Patagonia

El consumo de ciertos alimentos ayuda a loros y cacatúas a mantenerse libres de los parásitos que pueden condicionar "su éxito reproductivo, ecología e incluso supervivencia", ha confirmado un estudio internacional en el que ha colaborado el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC).  

De acuerdo con un comunicado del MNCN-CSIC, este informe ha certificado la relación entre la ingesta de estos alimentos y la infección por parásitos sanguíneos de 19 especies diferentes del orden de los Psittaciformes.

Este grupo integra a loros típicos o papagayos, loros de Nueva Zelanda y cacatúas, animales que habitan en distintas regiones del mundo, aunque la investigación se ha centrado en Suramérica y Nueva Caledonia.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista ‘Parasites & Vectors‘, determinan que el consumo de alimentos con propiedades preventivas o efectos terapéuticos influye en la cantidad de parásitos presentes en las aves, ha precisado el primer investigador firmante del trabajo, Juan F. Masello.

De las 19 especies estudiadas, las 17 que incluyen en su dieta al menos un alimento con propiedades antiparasitarias no presentaban ninguno de estos insectos.

Sabíamos que algunas especies de loros utilizan plantas aromáticas en sus nidos para repeler ectoparásitos pero, gracias a los análisis de la dieta, el hábitat y el clima de las diferentes especies, hemos podido constatar el papel de la alimentación en la producción de antiparasitarios”, ha añadido Masello.

La investigación, además, ha constatado que los grupos que viven en zonas abiertas sufren menos infestaciones que los que viven en los bosques.

Loros omnívoros, infectados

Las dos especies restantes, sí infectadas, además de no incluir componentes antiparasitarios en su dieta eran omnívoras, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que “comer de todo no siempre es una ventaja”.

El consumo de carroña es uno de los factores a través de los cuales los loros omnívoros pueden estar más expuestos a parásitos que puedan propagar la infección, ha apuntado Masello quien lo ha desarrollado gracias a una beca del programa Sythesys (Synthesis of Systematic Resources).

Programa Sythesys

Esta iniciativa está destinada a investigadores con objeto de que puedan utilizar las instalaciones de los centros participantes y sus colecciones científicas o consultar a expertos de diferentes instituciones. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies