ECOLOGÍA AGRICULTURA

Desde abril todos los productos ecológicos deben llevar obligatoriamente el sello europeo

Desde abril todos los productos ecológicos deben llevar obligatoriamente el sello europeo Verduras congeladas durante la feria de alimentación ecológica en Alemania. EFE/Daniel Karmann

Las claves para identificar los productos provenientes de la agricultura ecológica -aquella que emplea técnicas de producción respetuosas con el medio ambiente y libres de productos químicos-, deben estar especificadas desde abril pasado en las etiquetas de los alimentos tanto de producción nacional como importados de fuera de la Unión Europea.

“Está comprobado que los consumidores se preocupan cada día más de su alimentación y, sobre todo, por el origen de los alimentos que consumen”, ha asegurado la empresa “Foodísimo” en un comunicado.

La producción agraria ecológica ofrece alimentos que conservan todas sus propiedades naturales, están libres de contaminantes químicos (como fertilizantes, plaguicidas, funguicidas o herbicidas), respetan la fertilidad natural de la tierra  y donde se ha priorizado el cultivo de especies adaptadas al entorno que no han sido genéticamente modificadas, ha explicado la compañía.

En España, para que un producto sea identificado como ‘ecológico’ debe contar con el sello de la autoridad europea, la ‘euro hoja’ (el símbolo es una hoja verde rodeada de las estrellas de la bandera europea), que certifica que el género cumple el Reglamento Ecológico Europeo y los controles de inspección; un trámite que tarda en obtenerse entre dos y tres años en función de la variedad.

A esta certificación europea deben acompañarle un sello de la comunidad autónoma de procedencia -que establece sus propios organismos de control- y la especificación del origen de las materias primas.

Normativa europea

Desde el pasado mes de abril el Parlamento Europeo obliga a los productos denominados ecológicos, tanto europeos como importados, a respetar los estándares comunitarios de calidad estipulados por la directiva.

Para identificar en el mercado europeo un producto ecológico, la nomenclatura que se utiliza en las etiquetas incluye los términos ‘ecológico’, ‘biológico’, ‘orgánico’, ‘bio’ y ‘eco’, para uso exclusivo de los productos procedentes de la agricultura y ganadería de esta naturaleza.

Entre las novedades de esta legislación están entre otros puntos que los pequeños productores que quieran comercializar alimentos biológicos podrán solicitar un certificado en grupo, lo que les supondrá un ahorro.

Asimismo, siguen estando permitidas las explotaciones mixtas -las que producen alimentos biológicos y convencionales al mismo tiempo-, siempre que las modalidades estén claramente separadas.

Además, para evitar la contaminación de la producción ecológica con fertilizantes sintéticos y plaguicidas, obliga a los productores a aplicar nuevas medidas preventivas para poder conservar el sello identificativo.

Con un total de 2.018.802 hectáreas, España fue el país de la UE que más extensión de terreno cultivable dedicó a la agricultura orgánica en 2016. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies