ENERGÍAS RENOVABLES

Alianza Verde exige evaluación ambiental para los grandes proyectos renovables

Transición ecológica Planta solar fotovoltaica de Rioja, Almería.

El partido ecologista Alianza Verde rechaza la supresión del trámite de evaluación ambiental a grandes plantas fotovoltaicas y parques eólicos del decreto anticrisis del Gobierno, y exige que estos proyectos renovables sean objeto de una regulación específica.

Según un comunicado de la formación política ecologista aliada con Unidas Podemos, el real decreto ley que regula las medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania, modifica “sustancialmente” la evaluación ambiental que «sería de aplicación a determinados proyectos de energías renovables«.

En concreto, Alianza Verde señala a las grandes plantas fotovoltaicas de hasta 150 megavatios (MW), “que ocuparían unas 300 hectáreas de terreno”, y a los parques eólicos de hasta 75 MW, de “unos 25 aerogeneradores”.

A juicio del partido ecologista, “cualquier medida orientada a agilizar la tramitación de estos proyectos de energías renovables suprimiría los principios básicos de la Ley de Evaluación Ambiental”, por lo que subrayan la necesidad de que estas instalaciones “sean objeto de una regulación específica”.

Energías renovables con garantías medioambientales 

Aunque desde Alianza Verde comparten “la necesidad de agilizar y profundizar la transición energética” para abordar la crisis energética derivada de la guerra de Ucrania, este enfoque “no debe eximir del cumplimiento de las garantías medioambientales en la instalación de grandes proyectos eólicos y fotovoltaicos”.

Además, señalan que la ley de cambio climático recoge “específicamente” que el despliegue de nuevas instalaciones de producción energética renovable no debe producir un impacto “severo” sobre la biodiversidad y otros valores naturales.

Por este motivo, recuerdan que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ya establece una zonificación para identificar “zonas de sensibilidad y exclusión” por su importancia para la biodiversidad, conectividad y provisión de servicios ecosistémicos, entre otros valores ambientales.

El coordinador de Alianza Verde, Juantxo López de Uralde, ha señalado que las consecuencias económicas de la invasión rusa de Ucrania “no pueden suponer una marcha atrás en la transición energética”, sino que deben servir para “acelerar el cambio» hacia un modelo 100 % renovable que permita “avanzar en soberanía energética”.

No obstante, López de Uralde ha subrayado que “esto no puede suponer la supresión de las garantías ambientales”, ya que el despliegue de renovables debe hacerse de manera “cuidadosa con el territorio, el patrimonio natural y la biodiversidad”. EFEverde




Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com