PESQUERO CANARIAS

¿Y si ahora el aliado de la costa canaria fuera una petrolera?

  • El reguero de fuel que se escapa del arrastrero se extiende ya desde el lugar del naufragio hasta 46 kilómetros más al sur de Maspalomas.

¿Y si ahora el aliado de la costa canaria fuera una petrolera? Vigilancia desde un helicóptero de la zona del hundimiento del barco. EFE/TVE

EFEverde.- El hundimiento del "Oleg Naydenov" ha resucitado en Canarias el temor a una marea negra que se coló en las islas durante la polémica por las prospecciones, solo que el peligro viene ahora de un pesquero y la petrolera denostada entonces puede aportar la tecnología para conjurarlo.

Las 1.409 toneladas de fuel que llevaba en los tanques el pesquero ruso cuando se declaró un incendio en su interior han provocado una emergencia por contaminación sin precedentes en las islas, que ha obligado a Salvamento Marítimo a movilizar a dos de los cuatro barcos especializados en vertidos con los que cuenta en todo el país, aunque por ahora el viento sopla a favor de Canarias.

El reguero de fuel que se escapa del arrastrero, más de 300 toneladas por ahora, se extiende ya desde el lugar del naufragio hasta 46 kilómetros más al sur, empujado por vientos del norte que lo alejan de Maspalomas, la localidad con más pernoctaciones hoteleras de España, tras Madrid y Barcelona.

Preocupaciones

El incidente ha despertado varios fantasmas, algunos recientes y otros no tanto. Casi desde la misma mañana en que se conoció que el “Oleg Naydenov” se había ido a pique, algunas fuerzas políticas, los cabildos más combativos contra las prospecciones y la coordinadora “antipetróleo” han aprovechado el incidente para recordar que los permisos a Repsol para buscar hidrocarburos en las islas siguen vigentes, aunque la empresa se haya retirado de la zona.

Los partidarios de las prospecciones creen reflejado en este accidente uno de sus argumentos más repetidos: si Canarias teme un vertido en el mar, debería prepararse para el riesgo que supone estar en uno de los puntos de mayor tráfico marítimo del mundo, al que se achaca la mancha de piche que salpicó 12 kilómetros de la costa este de Gran Canaria el verano pasado, sin autor conocido.

En cambio, sus detractores defienden que la tortuga “petroleada” que apareció el miércoles al sur de Maspalomas, convertida ya en el icono ambiental del naufragio del “Oleg Naydenov”, es solo un ejemplo minúsculo de riesgo al que se expuso con las prospecciones a uno de los “puntos calientes” en biodiversidad del planeta, donde habitan 27 de las 85 especies de cetáceos conocidas.

Ese es el fantasma más reciente. Pero el sinuoso rumbo por el que el pesquero en llamas fue remolcado fuera del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, primero hacia Fuerteventura, luego hacia el oeste y más tarde de regreso hacia Gran Canaria, ha resucitado un fantasma más antiguo y poderoso: el del “Prestige”.

El petrolero que provocó el mayor desastre ambiental en la historia de España y que cubrió de chapapote Galicia y gran parte de la costa del Cantábrico, hasta Francia, también fue alejado a alta mar con el argumento de que de así se reducían los riesgos.

Algunos han visto en la maniobra que siguió el “Oleg Nayderov” tantas similitudes con la de aquel precedente, que no han tardado en proclamar que el pesquero ruso es “el nuevo Prestige”.

Sin ceder un ápice en sus críticas a las autoridades, a las que acusa de negligencia, Greenpeace ha puesto cierta cordura al respecto: el petrolero del que nació el grito “Nunca mais” (transmutado en el “Más nunca” canario de las prospecciones) llevaba 77.000 toneladas de crudo, el pesquero ruso, 1.400 de fuel.

Protocolos 

Sin embargo, profesores ajenos al debate, como el experto en contaminación marina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Jesús Cisneros, sí le ve un parecido: la ausencia de protocolos de cómo actuar, que provoca que en una emergencia de alto voltaje toda la responsabilidad recaiga sobre el técnico o cargo público al que le toca decidir qué hacer con un barco en llamas con riesgo de explotar. “No hemos aprendido”, dice.

El Ministerio de Fomento ya ha anunciado que su objetivo es extraer el fuel de los tanques de “Oleg Naydenov”, aunque se encuentre a 2.400 metros de profundidad para evitar nuevos riesgos, como se hizo hace trece años con otro buque de nombre… “Prestige”.

El reto no es fácil ni barato, pero la tecnología para conseguirlo existe y es española, como ha recordado hoy el director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid, Luis Ramón Núñez Rivas. La desarrolló y la posee cierta petrolera llamada Repsol. EFEverde

Vota por el Día de la Red Natura 2000 para el premio ciudadanía europea

Vota Natura-2000-Day_WEBSEO_ESP_ENG-copia

Más Información:

http://ec.europa.eu/environment/nature/natura2000/awards/application-2015/award-finalists/index_en.htm




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies