ECUADOR HONG KONG

Ecuador pide la intervención de las autoridades chinas por caso de aletas de tiburón

Vista del cargamento récord de aletas de tiburón. EFE/ Administración de Aduanas de Hong Kong

Ecuador trasladó oficialmente a China su preocupación respecto al hallazgo de aletas de tiburón en Hong Kong, en un cargamento procedente del país andino, y pidió la urgente intervención de las autoridades de esa nación para verificar los hechos a través de canales gubernamentales, se informó este jueves.

En un comunicado, la Cancillería ecuatoriana señaló que se ha puesto inmediatamente en contacto con su par de China ante la información aparecida en medios de comunicación sobre un importante cargamento de aletas de tiburón, “actividad prohibida por cuanto afecta a especies protegidas del Ecuador”.

La Embajada ecuatoriana en Pekín “trasladó oficialmente la preocupación del Gobierno nacional por la información y solicitó la urgente intervención de las autoridades chinas competentes para verificar los hechos a través de canales gubernamentales”, reza la nota oficial.

Y añade que, a más de las gestiones por vía diplomática con la Cancillería china, la Embajada prestará su apoyo a acciones de la administración de justicia de Ecuador y de las agencias especializadas del Ejecutivo, según corresponda.

De su lado, la Fiscalía ecuatoriana indicó en Twitter que a través de la Dirección de Asuntos Internacionales, “articula canales con la Embajada China para solicitar información respecto a las 26 toneladas de aletas de tiburón que llegaron a Hong Kong, procedentes de Ecuador”.

El Ministerio de Producción, Comercio Exteriores, Inversiones y Pesca, recordó en un comunicado que la ley estipula que “de provenir el recurso hidrobiológico de actividades relacionadas a la pesca ilegal, no declarada o reglamentada, se sancionará con multa de hasta 700.000” dólares.

Y asegura que al momento se realizan todas las investigaciones pertinentes en relación al cargamento de aletas de tiburón decomisado en Hong Kong, “provenientes supuestamente de Ecuador”.

El miércoles se informó de que el Departamento de Aduanas de Hong Kong interceptó un cargamento récord de aletas de tiburón, 26 toneladas, que los agentes se decidieron a inspeccionar al considerar sospechoso el etiquetado, íntegramente en español y procedente de Ecuador.

El diario hongkonés South China Morning Post publicó que, aunque las imágenes de rayos X no mostraban mercancía sospechosa, los documentos que acompañaban a ésta animaron a los inspectores a abrir los paquetes, que supuestamente contenían “pescado seco”.

“No es habitual que se describan los bienes de importación en un idioma que no sea el inglés”, aseguró este miércoles el asistente de la Superintendencia de Aduanas Danny Cheung al presentar a los medios el cargamento, valorado en 8,6 millones de dólares de Hong Kong (1,1 millones de dólares o 1,02 millones de euros).

Especies amenazadas

Las aletas, según los expertos hongkoneses citados por el rotativo, procederían de 38.500 escualos de dos especies amenazadas distintas (31.000 de tiburón azotador y 7.500 de tiburón sedoso) y llenaban dos contenedores con 13 toneladas cada uno.

Los dos contenedores llegaron al puerto de Hong Kong en enero, procedentes de Ecuador y con 10 días de diferencia entre ellos, pero los funcionarios de aduanas no los abrieron hasta el 28 de abril.

La tarea de inspección del flete se prolongó hasta el 4 de mayo. Los dos cargamentos tenían idéntico remitente y destinatario.

Un viandante camina por encima de miles de aletas de tiburón esparcidas por la acera de una calle de Hong Kong. Archivo EFE/Paul Hilton

Por el momento, ha sido arrestado un hombre de 57 años, dueño de la empresa logística a la que iba destinado el cargamento, aunque se le ha concedido la libertad bajo fianza mientras continúa la investigación.

Según Cheung, parte del alijo tendría como destino tiendas y restaurantes de Hong Kong, mientras otra parte se destinaría a mercados del sudeste asiático, donde se atribuyen propiedades afrodisíacas y medicinales a la aleta de tiburón.

En lo que va de año, Hong Kong ya había desvelado varios cargamentos anteriores de aleta de tiburón que en total sumaban 15 toneladas.

La Ley de Protección de Especies Animales y Vegetales Amenazadas de Hong Kong establece que la importación, exportación o procesamiento de especies amenazadas sin licencia comporta una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de hasta 10 millones de dólares hongkoneses (1,29 millones de dólares, 1,19 millones de euros). EFEverde

Te puede interesar:

Hong Kong descubre un alijo récord de aletas tiburón etiquetado en español

Detectives genéticos rastrean el origen de aletas de tiburón vendidas en Asia

 

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com