PAKISTÁN CALOR

Alerta por una nueva ola de calor en Pakistán con hasta 49 grados

Imagen de un hombre afectado por la ola de calor. EFE/EPA/SHAHZAIB AKBER

Las autoridades paquistaníes alertaron del inicio este jueves de una nueva ola de calor que se prolongará casi una semana en algunas partes del sur de Pakistán, con temperaturas de hasta 49 grados, lo que ha llevado al sector sanitario a extremar las precauciones ante posibles afectados.

El Departamento de Meteorología de la provincia de Sindh, la más afectada, advirtió de que la ola de calor en la región se prolongará desde hoy y hasta el próximo 16 mayo, y «las temperaturas máximas durante el día pueden ascender hasta los 47-49 grados centígrados».

Además, según anotó en su alerta el Departamento de Meteorología, aunque la ola de calor golpeará sobre todo el norte y centro de la provincia, ciudades como la capital regional Karachi, en la costa meridional, pueden sufrir temperaturas de entre 38 y 40 grados.

Estado de emergencia

Ante esta situación, el Gobierno provincial ha anunciado que han declarado el estado de emergencia en el sector sanitario.

«El Gobierno de Sindh ha declarado una emergencia 24×7, y todos los hospitales de la provincia están en alerta para atender a posibles víctimas de un golpe de calor», afirmó a Efe el portavoz regional del Departamento de Salud, Mehar Khursheed.

El portavoz añadió que con el fin de reducir los efectos de la ola de calor, han implementado un procedimiento para tratar a los afectados, además de activar una sala de control, con espacios habilitados en los hospitales para tratar casos de insolación con servicios de aire acondicionado, hielo o suministro de agua.

«Se recomienda al público que evite la exposición al sol tanto como sea posible, especialmente durante las horas más calurosas», insistió.

«Un año sin primavera»

Esta no es la primera ola de calor que sufre Pakistán en lo que va de año, y ya el pasado marzo el país asiático padeció sus temperaturas más altas para esa época del año en más de medio siglo.

«Fue el marzo más caluroso en 61 años, en el que la temperatura máxima media en todo el país fue de 30,9 grados», dijo a Efe Zaheer Babar, un alto cargo del Departamento Nacional de Meteorología, lo que supuso, aclaró, cinco grados más que la media normal.

La ministra paquistaní para el Cambio Climático, Sherry Rehman, advirtió también hace dos semanas sobre las posibles inundaciones repentinas en el norte del país debido al deshielo prematuro de los glaciares, formándose más de 3.000 lagos, 33 de ellos en peligro de que puedan desbordarse y provocar torrentes de agua.

«El sur de Asia, particularmente la India y Pakistán, se enfrentan a lo que ha sido una ola de calor sin precedentes. Comenzó a principios de abril y continúa», señaló en un comunicado, ocurriendo lo que muchos han bautizado como «un año sin primavera». EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com