MEDIOAMBIENTE CIUDADES

Alcaldes piden más financiación para luchar contra la emergencia climática

Activistas de Extinction Rebellion protestan por la Gran Vía de Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez

Los alcaldes de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; Zaragoza, Jorge Azcón; Sevilla, Juan Espadas; Málaga, Francisco de la Torre; y Vitoria, Gorka Urtaran, han reclamado más competencias y financiación para combatir la emergencia climática con medidas como los bosques urbanos.

En el foro “Sostenibilidad y bosques urbanos. El futuro verde de las ciudades”, organizado por El Confidencial y el Ayuntamiento de Zaragoza, estos alcaldes han repasado las políticas que impulsan en sus ciudades en este ámbito.

Así, el primer edil de la capital de España ha puesto en valor la estrategia Madrid 360, con la que se pretende que la sostenibilidad sea el eje transversal de todas las políticas públicas.

Esta estrategia incluye 184 medidas para luchar contra la emergencia climática, con especial atención a la calidad del aire, ya que Madrid lleva años incumpliendo las directivas europeas al respecto.

Otra de sus medidas estrella es el “Bosque metropolitano”, una infraestructura verde de más de 75 kilómetros y 400.000 árboles en la que invertirá 21 millones de euros solo en este año.

Almeida Madrid Central

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. EFE/ Rodrigo Jiménez

Unos árboles devastados en buena medida por la borrasca Filomena, el pasado enero, que dejó “seriamente afectado” a más del 60 por ciento del arbolado de la capital, ha lamentado Martínez-Almeida.

Este temporal de nieve, el mayor que sufría Madrid desde 1876, dejó al parque del Retiro en “estado de guerra” y perjudicó especialmente a la Casa de Campo, con más de 100.000 árboles afectados.

Según el alcalde madrileño, esto les ha hecho reflexionar sobre el patrimonio arbóreo de la ciudad, uno de los mayores de Europa, y abrir un debate técnico sobre cómo debe ser la repoblación: cantidad, calidad y qué especies de árboles.

Políticas locales

El anfitrión del foro, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha puesto de relieve que la sostenibilidad y el medio ambiente son los ejes que sustentan las políticas locales actualmente, sobre todo después de la pandemia, que ha hecho que la población se preocupe más por su salud.

Ha mostrado su confianza en que este foro sirva para inspirar a muchos alcaldes de España para empezar a trabajar en “los bosques del futuro”, pensando “no en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones”.

De este modo, ha resaltado el simbolismo del proyecto estrella de la capital aragonesa en este ámbito, el llamado “Bosque de los zaragozanos”, con el que pretende plantar 700.000 árboles (uno por cada habitante) en los próximos diez años.

Azcón ha destacado la importancia simbólica de la acción de plantar un árbol en la conciencia social, así como la económica de estos bosques, que son parte del nuevo modelo económico decidido desde Europa.

No obstante, ha expresado sus dudas sobre el papel que ocupan realmente las ciudades, que cree menor que el que merecerían porque es en las urbes donde más se va a poder hacer para parar el cambio climático.

Servir de ejemplo

Por su parte, el primer edil de Vitoria, única ciudad española que es capital verde europea y global, ha señalado que la fama de la capital vasca es fruto del trabajo de muchas corporaciones, de alcaldes de diferentes partidos políticos y, sobre todo, de una ciudadanía comprometida.

Convertir una zona antes “degradada” y “marginal” en un anillo verde con un especial énfasis en la conservación de distintas especies vegetales y animales fue el proyecto estrella de Vitoria, que está sirviendo de ejemplo a otros similares.

Desde Sevilla, Juan Espadas ha considerado que las cuestiones medioambientales empiezan ya a calar en la población, pero ha apostado por acelerar aún más el proceso de concienciación ciudadana en una década que va a ser clave para el futuro del planeta y la transformación del territorio con los fondos europeos.

La capital andaluza también destaca por su presencia arbórea, de un 20 por ciento, y prepara un proyecto de anillo verde con 42 kilómetros de longitud y 25.000 árboles.

Espadas ha insistido en que los ayuntamientos necesitan más recursos para mantener estas infraestructuras verdes y ha propuesto fijar un mecanismo en la contratación de obra pública para que un porcentaje del precio de adjudicación vaya destinado a la financiación del arbolado.

Desarrollo sostenible

El alcalde de Málaga ha sumado a los espacios verdes de su ciudad un “espacio azul”, en referencia al mar Mediterráneo.

Un parque fluvial en torno al Guadalhorce o la apuesta por la movilidad sostenible son otros de los proyectos de futuro que los ciudadanos ya empiezan a apreciar y valorar.

Málaga se postula para acoger la Expo de 2027 en torno al desarrollo sostenible, que puede servir para que las ciudades de los países desarrollados puedan ser copiadas por la de los emergentes, ha explicado Francisco de la Torre.

Aparte de la financiación local, el otro gran tema del debate ha girado en torno a la bicicleta, en el que todos los representantes municipales han coincidido en su importancia, aunque con matices.

Martínez-Almeida ha reconocido que en Madrid este medio de transporte funciona mejor dentro de la M-30 que fuera, si bien ha subrayado que, durante su mandato, se han puesto en marcha noventa nuevas estaciones, más de 4.000 bicicletas en colaboración público-privada y se trabaja en un carril bici en la Castellana con “el mejor de los diseños”. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com