MINA URANIO

El alcalde de Villavieja de Yeltes (Salamanca) denuncia la cercanía de la mina de uranio

El alcalde de Villavieja de Yeltes (Salamanca) denuncia la cercanía de la mina de uranio El alcalde de Villavieja de Yeltes (Salamanca) en entrevista con EFE. EFE/Angel Díaz

El alcalde del Ayuntamiento salmantino de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, ha denunciado hoy que la excavación para la construcción de una mina de uranio del proyecto de la empresa australiana Berkeley en Castilla y León, está a cien metros de distancia del patio del centro escolar de la localidad.

Rodríguez ha explicado en entrevista con la Agencia EFE que Berkeley ha solicitado la autorización para la concesión de permiso de explotación de las Reservas (de uranio) Estatales de la zona 7 donde se encuentra el municipio.

Supervivencia de los pueblos 

Berkeley, ha asegurado el alcalde, “no es una empresa minera, hasta el momento no ha obtenido uranio en ninguna de las explotaciones que tienen”, y ha añadido que según la información que maneja, el proyecto tiene “irregularidades desde el inicio del proceso”.

Achaca a la Junta de Castilla y León su empeño de optar por la “actividad extractiva de minerales” en vez de buscar otras opciones para la supervivencia de los pueblos de la región y su población.

El proyecto de explotación de uranio de la empresa Berkeley “afectaría a 35 pueblos” de la provincia de Salamanca.

Todos los regidores de esas localidades, menos el de Retortillo -donde estarían ubicadas excavaciones, una balsa de agua e instalaciones para el lavado del uranio- se han manifestado en contra en mayo pasado a través de la firma de un documento en el que solicitaron la declaración desfavorable de utilidad del proyecto.

Transporte del uranio

Rodríguez ha explicado que Berkeley prevé transportar el uranio desde Villavieja de Yeltes a Retortillo para su lavado y devolverlo nuevamente a su pueblo donde probable se ubique un almacén de residuos radiactivos.

Villavieja de Yeltes

Foto cedida por el alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, sobre el proyecto de la mina de uranio en su localidad. EFE

 

Este traslado se haría por medio de una cinta transportadora en un tramo de diez kilómetros aproximadamente, actividad que “causaría contaminación radiactiva del aire, del agua del río y de zonas declaradas de especial interés de la Red Natura 2000” durante años, según el regidor.

La excavación estaría ubicada a escasos cien metros del centro escolar de Villavieja de Yeltes, ha manifestado Rodríguez, quien ha facilitado un plano (foto) dibujado con las coordenadas facilitadas por la empresa para la ubicación de la explotación en esa localidad.

Informe de Enusa 

Rodríguez ha expuesto que la Empresa Nacional de Uranio (Enusa) en un informe emitido en abril de 2012 tras la presentación por parte de Berkeley de cuatro estudios de viabilidad (julio de 2010, noviembre de 2010, febrero de 2011 y noviembre de 2011), declaró desfavorable la puesta en marcha de la apertura de la mina.

Según la documentación facilitada por el regidor, el informe de Enusa, publicado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dice que con fecha 30 de marzo de 2012, la Empresa Nacional comunicó a Berkeley Minera España, S.A. que “no se dan los requisitos necesarios para acometer la explotación del Dominio Minero del Estado en la provincia de Salamanca, por lo que no procede, en consecuencia, la constitución de la nueva sociedad, debido a que ésta venía condicionada a la previa acreditación de la viabilidad de la explotación en el plazo acordado”.

La sociedad a la que hace referencia el documento es al Consorcio “Newco” que habían firmado Enusa y Berkeley en 2009, aprobado por el Consejo de Ministros de abril de ese mismo año.

Según otro documento aportado y fechado en mayo de 2012 de Enusa, la Empresa de uranio dice que tras el análisis con el asesoramiento de tres importantes firmas internacionales del Estudio de Viabilidad presentado por Berkeley, “no justifica su financiación, lo que impide su viabilidad económica”.

Además, Enusa enumera, entre otros aspectos, que el proyecto “no contempla de forma clara y precisa la tramitación para el licenciamiento; el diseño minero presenta un alto grado de incertidumbre, con estudios no completados y el Estudio Mineralúrgico no está soportado suficientemente, faltando ensayos en planta piloto”.

Sobre el estudio medioambiental, Enusa aseguraba que el proyecto “no tiene el nivel requerido para un estudio final de viabilidad, al igual que la Gestión de Estériles. La clasificación prevista no ofrece garantías de cara a la restauración proyectada”.

Demanda de Berkeley

Tras el informe negativo, Berkeley presentó una demanda por 200 millones de dólares contra Enusa, por lo que la empresa española concedió en Adenda firmada y notarizada en Madrid el 23 de julio de 2012, la explotación de las Reservas Estatales 28 y 29.

En la Adenda, Berkeley “renunció a sus derechos de minería en la Reservas 2, 25, 30, 31, Hoja 528-1 y Saelices”, sin embargo, la participación de la empresa australiana en el Consorcio aumentó al 100 %.

Pero se daba así por finalizado el Acuerdo de Cooperación con Enusa, firmado en 2009, y en una etapa en la que el precio del uranio subió a su máxima cotización entre 2007 y 2008 alcanzando aproximadamente los 136,22 por libra.

Según Rodríguez y la documentación aportada, la empresa Berkeley es asesorada por las mismas empresas que llevaron al escándalo de la empresa Uranim y la francesa Areva. Efeverde

Berkeley Minera: “El proyecto de Villavieja de Yeltes cumple la legislación”




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies