SUIZA DESLIZAMIENTO

Un deslizamiento de rocas en Suiza provoca ocho desaparecidos

Al menos ocho personas están desaparecidas, cifra que las autoridades temen llegue a 14, tras un deslizamiento de rocas que tuvo lugar en la montaña de Piz Cengalo, en el cantón suizo de los Grisones y cerca de la frontera con Italia, informó hoy la Policía helvética.

“Desde anoche sabemos que hay ocho personas desaparecidas en la zona afectada”, que incluye el valle Bondasca, dijo en una rueda de prensa portavoz de la policía cantonal, Andrea Mittner.

La avalancha de rocas y piedras se produjo el miércoles desde Val Bondasca hacia el valle y se acercó al pueblo de Bondo, donde la Policía cantonal y los bomberos evacuaron todas las viviendas y a alrededor de cien personas, indicó la fuente en un comunicado.

Desaparecidos en la avalancha

En el área de Bondasca “no se ha podido localizar a ocho personas, que en el momento del deslizamiento de rocas se encontraban allí“, dijo la Policía.

Los familiares de seis personas han informado a la Policía de su desaparición, mientras que otras dos personas no han podido ser localizados. Además hay otro grupo de cinco o seis personas que también podrían haber desaparecido en la avalancha de rocas, piedras y lodo, que ha destruido en total doce establos y viviendas típicas del cantón, pero que no llegó a entrar en el pequeño pueblo de Bondo, de 200 habitantes.

Los desaparecidos son ciudadanos suizos, alemanes y austríacos, pero de momento ni hay niños ni tampoco residentes locales entre los alpinistas y senderistas ilocalizables, aclaró el responsable policial.

“Según la información que manejamos actualmente, no hay nadie herido”, añadieron.

El deslizamiento ocurrió en la montaña de Piz Cengalo, en el cantón suizo de los Grisones y cerca de la frontera con Italia.

El deslizamiento ocurrió en la montaña de Piz Cengalo, en el cantón suizo de los Grisones y cerca de la frontera con Italia. EFE/Giancarlo Cattaneo

La labor de búsqueda y rescate se intensificó en la noche del miércoles y este jueves con el apoyo de un helicóptero del Ejército suizo.

Especialistas efectúan actualmente vuelos de reconocimiento de la zona para localizar a alpinistas en el área y evacuarlos.

La Policía cantonal ha solicitado al Departamento Federal de Aviación Civil el cierre del espacio aéreo en un radio de cinco kilómetros para que el helicóptero pueda realizar sus sobrevuelos “sin influencias de fuera y sin obstáculos”.

En la misión también participa un geólogo, los entes responsables de Riesgos Naturales y Forestales, y de Protección Militar y Civil, así como la oficina de obras subterráneas y de perforación, entre otras.

El área afectada cuenta con un sistema de alarma ante avalanchas de piedras y rocas, que se activó automáticamente el miércoles por la mañana, tras lo cual se movilizaron los equipos de emergencia y el vecino municipio de Val Bregaglia reunió su gabinete de crisis.

La carretera principal tuvo que ser cerrada por seguridad y en total doce establos y viviendas típicas del cantón de los Grisones quedaron completamente destruidas por la avalancha.

Algunas personas en las zonas de peligro fueron evacuadas en helicópteros. Los residentes no han podido regresar aún a sus casas.

El Servicio Sismológico de Suiza explicó en su página web que el deslizamiento se produjo el miércoles a las 07.30 GMT y duró solo un minuto, aunque a las 09.36 GMT se produjo un segundo. Pese a ello las consecuencias fueron grandes, dado que los aparatos del Servicio registraron un impacto equivalente a un terremoto de 3 grados en la escala de Richter. Indicó además que las autoridades “se esperaban” un desastre natural en ese lugar, pues así lo apuntaban varios desprendimientos de rocas en los años 2011, 2012 y 2016, así como un incidente similar el pasado día 21 a las 09.29 GMT.

Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com