CONTAMINACIÓN DIESEL

Al menos 230.000 muertes podrían evitarse limitando la exposición al diésel

Al menos 230.000 muertes podrían evitarse limitando la exposición al diésel Imagen del tubo de escape de un coche en un concesionario.EFE/Frank Rumpenhorst

El reconocimiento del humo del diésel como agente cancerígeno y la fijación de un límite de exposición profesional a 0.05 miligramos por metro cubico, evitaría la muerte de al menos 230.000 trabajadores en los próximos 60 años, según han informado hoy CC.OO. y UGT en un comunicado.

Por este motivo, las organizaciones sindicalistas piden al Gobierno que apoye la regulación de este contaminante dentro de la directiva europea de Cancerigenos y Mutágenos ( 2004/37/CE), actualmente en revisión y que será votada el próximo 28 de junio.

El establecimiento de un valor límite de exposición al humo diésel en el entorno laboral a 0.05 miligramos por metro cúbico (medido como carbono elemental) evitaría la muerte de al menos 230.000 en los próximos 60 años, ha concluido la evaluación de impacto realizada por la Comisión Europea, informa el comunicado.

A pesar de ser una cifra espectacular, los impulsores de la petición indican que este cálculo esta basado únicamente en las muertes causadas por el cáncer de pulmón y que, si hubiera considerado otras patologías como las respiratorias no cancerosas y las cardiovasculares,  asociadas a la exposición al contaminante, el número de muertes evitables sería probablemente mucho mayor.

Las emisiones de los motores diésel están clasificados por la Agencia Internacional de Investigación Sobre el Cáncer, como un cancerígeno tipo 1 -esto es, probado en humanos-desde 2012, sin embargo la legislación europea no lo considera como tal.

La exposición a este tipo de contaminante ocurre en múltiples sectores, así  CC.OO y UGT estiman entre ocho y diecinueve millones el número de trabajadores en Europa expuestos al mismo.

En el Parlamento europeo, la petición cuenta con los apoyos de una mayoría significativa, indica la nota, sin embargo, añade, no ocurre así en el Consejo, es por ello, que el voto de España puede resultar decisivo.

Las organizaciones de trabajadores lamentan, sin embargo, que la normativa deje pendiente cuestiones importantes para ellos como la utilización de criterios basados en la salud para fijar valores límite permitidos de estas sustancias tóxicas o la introducción de una perspectiva de género.

 




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies