NATURALEZA AVES

Nacen dos crías de águila perdicera, especie en peligro en Castilla La Mancha

Crías de águila perdicera en el Centro de Cría de Sevilla. EFE/José Luis Alcaide/ARCHIVO

Dos crías de águila perdicera, rapaz en peligro de extinción, han nacido en el Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara, en Castilla La Mancha.

Las crías de águila perdicera nacieron a mediados del pasado mes de abril en el Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara, ha informado el delegado provincial de Desarrollo Sostenible en Toledo, Tomás Villarrubia.

Rapaces en peligro de extinción en Castilla La Mancha

“El nacimiento de estos dos pollos es una gran noticia, ya que esta especie está catalogada en peligro de extinción a nivel regional, donde contamos censadas unas 80 parejas reproductoras y su población reproductora está en regresión, principalmente en las provincias de Toledo y Ciudad Real”, ha manifestado Villarrubia.

A este respecto, el Gobierno regional ha explicado que, una vez que los pollos completen su desarrollo y alcancen la edad de vuelo, serán radiomarcados por GPS para conocer y detectar sus movimientos y las posibles incidencias de su vida en libertad.

“Se espera, si todo va bien, poder realizar la liberación de estas dos aves a finales del mes de julio”, ha avanzado Villarrubia.

Reproducción de águila perdicera

Este es el tercer año que se produce la cría en cautividad mediante fecundación natural en el CERI.

Así, en 2017 nacieron 2 pollos que fueron liberados mediante la técnica de crianza campestre en los Montes de Toledo y en 2018 nació otro pollo que fue liberado de forma directa en el Valle del Tajo.

Estos animales fueron radiomarcados para conocer sus movimientos y, desgraciadamente, dos de ellos murieron electrocutados varios meses después de su liberación.

Por ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en diciembre de 2016 el Plan de Recuperación de la especie, en el que, según ha señalado Villarrubia, “se contemplan diversas medidas para reducir la mortalidad de la especie, asegurar la conservación de su hábitat y delimitar las zonas sensibles y áreas críticas con la finalidad de favorecer la supervivencia de la especie en toda la región”.

Asimismo, Villarrubia ha recalcado que ,”desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, estamos volcados en atender la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19 y gran parte de nuestros esfuerzos, así como del personal de GEACAM y los agentes medioambientales, están dedicados a colaborar en la lucha contra esta pandemia, pero también continuamos trabajando en la protección de la biodiversidad y en la recuperación de la fauna protegida”.

Por último, el delegado provincial ha expresado su agradecimiento a todo el personal del CERI de Sevilleja “pues su esfuerzo, implicación y dedicación es lo que ha convertido a este centro en una referencia nacional en la cría y recuperación de fauna amenazada, fundamentalmente aves rapaces”, ha sentenciado. EFEverde

Ecologistas denuncia al ecoparque de Toledo por daños al águila perdicera

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com