AGUA

Aguas subterráneas un tesoro liquido en el subsuelo alicantino

  • El trabajo estima que los acuíferos alicantinos se recargan cada año por lluvia o por entradas laterales desde otras bolsas de aguas subterráneas por valor de 438 hectómetros cúbicos.

Aguas subterráneas un tesoro liquido en el subsuelo alicantino Agua. Recurso de archivo

Alicante (EFEverde).- La provincia de Alicante es "rica" en agua subterránea al contar con cerca de 200 acuíferos cargados con un número indeterminado de hectómetros cúbicos de un recurso que los expertos califican de buena calidad, incluso, de "excelente" en las comarcas del interior y las Marinas.

Así se pone de manifiesto en el ‘Atlas Hidrogeológico de Alicante’, coeditado por la Diputación de Alicante y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) a partir del trabajo de 30 años desarrollado por técnicos de ambas instituciones.

La de Alicante se convierte, de esta manera, en la duodécima provincia española en contar con un completo atlas de estas características que, de 288 páginas, constituirá un documento útil durante décadas a la hora de planificar las políticas hidráulicas.

Una de las autoras, la hidrogeóloga Raquel Morales, ha explicado que el porcentaje de territorio acuífero subterráneo con respecto a la superficie es superior al 50 por ciento, lo que convierte a Alicante en una de las zonas más relevantes desde este punto de vista, muy por delante de otras provincias españolas.

El trabajo estima que los acuíferos alicantinos se recargan cada año por lluvia o por entradas laterales desde otras bolsas de aguas subterráneas por valor de 438 hectómetros cúbicos.

De ellos, 336 corresponden a infiltración de lluvia, 79 a retornos de agua usada, 13 a la permeabilidad de aguas superficiales y 10 a las entradas laterales desde la vega media del Segura.

Por otro lado, se calcula que las salidas o descargas totales se elevan a 484 hectómetros cúbicos al año, de ellas 252 por las extracciones de pozos (52 por ciento), lo que arroja un déficit o sobreexplotación de los acuíferos de 46.

Las comarcas con un agua subterránea considerada “excelente” son la Marina Alta y Baixa, l’Alcoiá y El Comtat y el Alto Vinalopó mientras que la de peor calidad se sitúa en la mitad meridional de la provincia, debido a la intrusión del mar o, en algún caso, por salinidad relacionada con el sustrato Triásico.

Morales ha indicado que la provincia se divide en 28 dominios hidrológicos y ha admitido que se desconoce la cantidad de agua que acumula el subsuelo ya que los 438 hectómetros cúbicos que entran anualmente es una cantidad muy inferior a la cuantía existente.

El director del IGME, Jorge Civis, ha sostenido que esta cartografía será provechosa para “toda la sociedad alicantina” y ha recalcado que este trabajo “no es el final” de los estudios sino el punto de partida para “controlar los acuíferos y su evolución, para determinar si hay sobreexplotación o no” en el futuro.

Por su parte, el responsable de Agua de la Diputación alicantina, Francisco Sáez, ha comentado que los recursos subterráneos abastecen al 52 por ciento de los núcleos urbanos y riegan cuatro de cada diez cultivos agrícolas. EFEverde

ams

 




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies