POLÍTICA AGUA

Polémica en el Congreso por una reivindicación de Podemos por el agua pública

  • El grupo confederal ha reclamado que la gestión del agua debe ser pública para evitar “tramas de corrupción”.

Polémica en el Congreso por una reivindicación de Podemos por el agua pública Los diputados de Unidos Podemos con sus camisetas reivindicativas en el Congreso

La mayoría de diputados de Unidos Podemos han vestido hoy en el Parlamento o colgado sobre sus escaños camisetas azules en las que se podía leer la reivindicación "Agua 100 % pública", que la presidenta del Congreso, Ana Pastor ha pedido que retiren alegando que el Congreso "no es un tendedero".

Coincidiendo con el Día Mundial del Agua que se celebra hoy en todo el mundo, el diputado de la formación morada y profesor de la Universidad de Zaragoza experto en agua, Pedro Arrojo ha llevado una interpelación a la Cámara pidiendo que el Gobierno ponga fin a la gestión privada del agua y a “las tramas de corrupción” ligadas a la misma.

Día Mundial del Agua

Arrojo ha subido al estrado con la misma camiseta reivindicativa que vestían sus compañeros de formación y que, en el caso de algunos diputados de Unidos Podemos que no se encontraban dentro del Pleno, aparecía posada sobre sus escaños.

En un momento entre el intercambio dialéctico mantenido entre Arrojo y la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la presidenta del Congreso ha tomado la palabra para leer la definición que el diccionario ofrece de la palabra “tendedero”.

A continuación Pastor ha solicitado a los diputados de Unidos Podemos que recogieran sus camisetas de los escaños alegando que el Congreso no es un tendedero y que los fotógrafos presentes ya había contando con tiempo suficiente para recoger testimonio gráfico de la reivindicación.

Los diputados de la formación morada han hecho caso omiso a la petición, que se producía en un momento en el que el Pleno estaba ya apunto de concluir con la tensa discusión entre García Tejerina y Arrojo.

Tras la misma, Pastor ha elevado un “se levanta la sesión”, tras lo cual ha añadido un “afortunadamente” que los micrófonos del Congreso, aún abiertos, han recogido.

Enfrentamiento

En el debate de la interpelación se ha producido un tenso enfrentamiento entre Arrojo y García Tejerina, por la gestión del agua, que según el primero debe ser pública, para evitar “tramas de corrupción”.

Arrojo, profesor experto en agua de la Universidad de Zaragoza, ha pedido el fin del “canon concesional” que reciben los ayuntamientos en el momento de adjudicar la gestión del agua a una empresa privada.

Dicho canon es, a juicio del diputado, “un crédito encubierto” en tanto que los ayuntamientos reciben un montante importante de las empresas privadas que “generalmente malgastan”, y que luego se le cobra durante años a los ciudadanos de manera prorrateada en la factura del agua para devolver el dinero a las compañías.

García Tejerina le ha dicho que los servicios públicos de abastecimiento de agua y saneamiento son competencia de los ayuntamientos, por lo que la Administración General del Estado “sólo actúa invirtiendo en aquellas obras que se declaran de interés general”.

Arrojo también ha arremetido contra las sociedades estatales agua, Aquamed y Aquaes, que “consiguieron oscurecer la gestión pública del agua, creando una deuda irrecuperable y tramas corrupción que han destapado los Tribunales”.

La ministra le ha dicho que el Gobierno ya ha adoptado medidas en esas sociedades estatales para garantizar “un nivel de control, transparencia, objetividad, legalidad y concurrencia muy superiores a los que eran habituales antes de 2012”.

García Tejerina se ha referido a la puesta en marcha de las Instrucciones de Contratación en agosto de 2012, que fijan criterios muy estrictos en esta materia, y que en el ámbito de las sociedades estatales de agua “endurecen y armonizan los procedimientos de contratación, imponiendo diversas exigencias no establecidas en la legislación”.

La no ejecución de obras en el Pirineo

Entre los casos concretos sobre los que han discutido el diputado y la ministra se sitúa, por ejemplo, el de los pueblos del Pirineo aragonés para cuyas obras de depuración de aguas el anterior Ejecutivo socialista transfirió 140 millones al Gobierno regional, según Arrojo.

El diputado ha dicho que el Gobierno de Aragón decidió gastar el dinero en otra cosa y hoy el Ministerio que dirige García Tejerina multa a los ayuntamientos por no depurar sus aguas.

La ministra le ha contestado que el Ejecutivo de Aragón tiene la responsabilidad de hacer esas obras, y que ya le han contactado para que las ejecute ya que para eso fue para lo que recibieron el dinero.

Al concluir el Pleno, Arrojo y García Tejerina han continuado la discusión en el escaño de la ministra.EFE

cam/jlg




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies