RESERVA AGUA

La sequía deja al descubierto pueblos e iglesias anegados

La sequía deja al descubierto pueblos e iglesias anegados Embalse riojano de Mansilla en niveles bajos de agua. EFE/Raquel Manzanares

Las altas temperaturas del verano y el déficit de lluvias han puesto los embalses peninsulares en una situación muy precaria, ya que están al 40,3 por ciento, muy lejos del 53,1 por ciento del pasado año o del 57,6 por ciento de media de los últimos cinco años en estas fechas.

Desde 1990, la reserva de agua sólo ha estado por debajo de las cantidades actuales en 1992, 1993, 1994, 1995 y 2006, según datos facilitados a EFE por el Ministerio, que reflejan que la situación más crítica se registró en 1995, cuando los embalses descendieron hasta el 26,53 por ciento de su capacidad.

La situación de muchos embalses y pantanos ha dejado al descubierto iglesias y pueblos sumergidos desde hace décadas en numerosos puntos de España.

Déficit 

Actualmente, los que padecen un mayor déficit de agua son los de la cuenca del Segura, que acumulan 178 hectómetros cúbicos que apenas representan el 15,6 por ciento de su capacidad total.

Es muy precaria también la situación en los del Júcar, con 899 hectómetros que representan el 26,9 por ciento, según la misma fuente.

Los embalses acumulan hoy un total de 22.531 hectómetros cúbicos, que representan el 40,3 por ciento de su capacidad total.

Durante la última semana los embalses han perdido el 0,9 por ciento de su capacidad total -un total de 499 hectómetros cúbicos de agua- a pesar de que las lluvias han sido abundantes en la costa norte y en el este.

Embalses uso consuntivo 

La situación es más delicada en los embalses de uso consuntivo (destinados al consumo), que se encuentran al 35,2 por ciento, un porcentaje muy alejado del pasado año, cuando estaban al 45,9 por ciento, y de la media de los últimos cinco años, del 53,9 por ciento).

En estos embalses se han perdido durante la última semana un total de 358 hectómetros cúbicos, y las variaciones más importantes se han registrado en los de la cuenca del Guadiana, que han perdido 94 hectómetros cúbicos, y los de la cuenca del Cantábrico Oriental, que han recuperado un hectómetro.

Embalses uso hidroeléctrico

Mejores cifras arrojan los datos de los embalses destinados a uso hidroeléctrico, ya que se encuentran al 51,6 por ciento, aunque el dato contrasta también con el del año anterior, cuando esos embalses estaban casi al 70 por ciento.

El conjunto de los embalses hidroeléctricos ha disminuido durante los últimos días 141 hectómetros cúbicos, las variaciones más importantes se han registrado en los embalses del Miño-Sil, que han perdido 86 hectómetros cúbicos, y en los de la cuenca del Tajo,  que han recuperado 12.

A finales de agosto, la escasez de agua dejó al descubierto varios capiteles románicos y góticos del interior de la iglesia de Santa Eugenia en Cenera de Zalima, uno de los pueblos que fueron anegados a principios de los años sesenta por la construcción del pantano de Aguilar de Campoo, en el norte de Palencia.

La falta de lluvia de los últimos meses ha provocado también que el embalse riojano de Mansilla se encuentre más bajo que nunca, lo que permite pasear por el antiguo pueblo sumergido desde 1960. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies