Affinity recuerda que una mascota es "tener un hijo pequeño de por vida"

MASCOTAS ESPAÑA

Affinity recuerda que una mascota es “una responsabilidad de por vida”

Affinity recuerda que una mascota es La Fundación Affinity y la Escuela Lleó XIII de Barcelona. Imagen de archivo. EFE/Andreu Dalmau.

Las mascotas dependen de sus dueños "como los hijos de sus padres y además no se independizan", por lo que es una responsabilidad de por  vida", ha afirmado a Efe la directora de la Fundación Affinity, Isabel Buil, al recalcar la importancia de valorar el compromiso a la hora de adoptar un animal.

“Si tienes dudas sobre si serás capaz de mantener ese compromiso, es mejor que esperes”, ha insistido Buil, en relación con los niveles de abandono en España -unos 140.000 perros y gatos llegaron a protectoras el año pasado-, cuyos motivos son “muy variados”.

Entre ellos, figuran las camadas no deseadas, los problemas de comportamiento de los animales, la pérdida de interés por conservar la mascota o el fin de la temporada de caza.

No obstante, en torno al 18 % de animales recogidos por las protectoras no fueron abandonados sino que sufrieron un extravío y por tanto fue posible devolverlos a sus dueños, según datos de la Fundación Affinity.

Abandono en verano

Respecto a la afirmación de que el abandono de perros y gatos es más común en verano coincidiendo con el período vacacional, “eso es un mito” según la directora de la Fundación, ya que los niveles de abandono registrados por su organización son “bastante similares” a lo largo de todos los meses del año.

En todo caso, Buil considera que la sociedad se encuentra “polarizada entre los que aman a los animales y los que consideran que no deben estar con nosotros”, por lo que “la Fundación Affinity tiene un rol que llevar a cabo” cuyo principal objetivo pasa por el hecho de que “la sociedad valore a los animales de compañía, ya que contribuyen a mejorar nuestra comunidad”.

Intervención asistida

Una de esas formas de mejorar son las terapias que esta entidad organiza con diversos colectivos: desde personas de la tercera edad hasta presos, pasando por víctimas de malos tratos.

“Muchas mujeres que han sufrido maltrato no acuden a la citación judicial por miedo a encontrarse con su agresor” pero con la compañía de uno de los perros de terapia “hemos conseguido calmar y reducir el estrés momentos antes de las declaraciones de manera espectacular”, ha detallado.

La fundación también desarrolla programas para prevenir el acoso y fomentar el respeto en centros escolares.

Campañas contra el acoso escolar

Andrea, estudiante de 15 años de Barcelona, se benefició de una de estas iniciativas que incluían terapias semanales de contacto con estos animales y ha asegurado a Efe que gracias a ello consiguió “fuerzas para seguir adelante, ya que me sentí muy querida por ellos y supuso un gran apoyo emocional para mí”.

Esta estudiante recuerda especialmente a “una perrita llamada Galet que me daba mucho cariño” y afirma que las consecuencias de una intervención asistida con animales “van más allá del momento de la terapia”.

“Una amiga mía decidió adoptar después de mi experiencia” y ella misma cree que “cuando tenga cincuenta años, seguiré pensando en el día que me trajeron unos perros al colegio para trabajar la empatía entre las personas”.

Y es que los animales son capaces de “crear puentes de comunicación” y establecer vínculos que “pueden ayudar a superar una depresión”, entre otros problemas, ha añadido Buil.

Para la directora de la Fundción, los sentimientos hacia un animal “pueden ser similares a los que sentimos por un hijo” debido al “muy fuerte” vínculo que se establece entre el dueño y su mascota. EFEverde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com