E.Rodríguez (Aemet): Los modelos climáticos permiten analizar el pasado

MODELOS CLIMÁTICOS

E. Rodríguez (Aemet): Los modelos climáticos son clave para analizar el pasado y el futuro

E. Rodríguez (Aemet): Los modelos climáticos son clave para analizar el pasado y el futuro Incendio forestal en la la isla de Gran Canaria. EFE/Elvira Urquijo A/ARCHIVO

Lourdes Uquillas.- Calcular cómo va a afectar un fenómeno atmosférico a determinada zona y periodo, cómo afectaron otros anteriormente o los que se producirán en un futuro, es cuestión de cálculos físicos a corto y largo plazo, de los que se sirven de modelos climáticos para su estudio.

Los modelos climáticos son programas informáticos de gran precisión que “simulan los componentes del sistema Tierra como la atmósfera, el océano, la tierra, la vegetación, el comportamiento de cada uno y la interacción entre ellos”, ha explicado a EFE el físico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ernesto Rodríguez Camino.

Los modelos climáticos facilitan el estudio del calentamiento

modelos

Imagen facilitada por la UNED del jefe de Modelización de la Aemet, Ernesto Rodríguez Camino. EFE/ARCHIVO

Los modelos climáticos facilitan el estudio del calentamiento global, cuya causa principal son las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producto de la actividad humana.

Según informes científicos, la temperatura del planeta ha subido 1 grado aproximadamente hasta 2017 con relación a la era preindustrial.

Los estudios del Panel Internacional de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) advierten de las graves consecuencias para todos los sistemas si se superan los 1,5 o dos grados, por ejemplo en el deshielo de los polos y la subida del nivel del mar.

Mientras la Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) avisa de las consecuencias sobre la pérdida masiva de especies.

Los efectos del cambio climático están afectando a todo el planeta, “porque las subidas de temperatura no son uniformes, ni espaciales ni estacionales”, ha explicado Rodríguez Camino.

A lo largo de la historia de la humanidad se han producido periodos fríos acompañados de interglaciales, sin embargo, “somos la primera generación que va a percibir un cambio climático, en un periodo de tiempo tan corto -en comparación con las escalas geológicas- como el de la vida humana”.

Modelos atmosféricos y modelos climáticos

Con los modelos climáticos se pueden entender los procesos responsables de la evolución del clima. Se trata de  “programas informáticos que resuelven las ecuaciones físicas mediante operaciones matemáticas que precisan de programas con una gran cantidad de sentencias”.

Rodríguez Camino, quien lleva más de 35 años dedicado a los modelos atmosféricos y climáticos, señala que mientras con los modelos atmosféricos se hacen predicciones atmosféricas a corto plazo, es decir, uno, dos o tres días,  los modelos climáticos permiten hacer predicciones desde una escala de tiempo estacional (3 meses) hasta escalas seculares, son los que se utilizan para hacer las proyecciones del cambio climático.  Tanto los modelos atmosféricos como los climáticos “tienen la particularidad que se basan en leyes físicas”.

Los atmosféricos se basan en ecuaciones que describen los fluidos y sirven para hacer la predicción del tiempo, pero también para muchas otros sectores, entre ellos, la aviación y la hidrodinámica, ha señalado.

Los modelos basados en leyes físicas describen el funcionamiento del sistema climático, “lo que podríamos llamar el sistema Tierra”.

El sistema Tierra “tiene una colección de componentes como la atmósfera, los océanos, la superficie terrestre, la vegetación, los hielos flotantes -como en el Ártico- y capas de hielo sobre la Tierra -como en Groenlandia-, que tienen varios kilómetros”.

Simulación de componentes

Los modelos climáticos simulan cada uno de los componentes, su comportamiento, la interacción entre ellos y los procesos de retroalimentación.

Así, la superficie terrestre interactúa con la atmósfera, por ejemplo la humidifica mediante la evaporación desde los océanos o la transpiración de las plantas. La atmósfera interacciona con los océanos, por ejemplo, cuando llueve sobre mares y océanos cambiando ligeramente la salinidad.

“Los modelos climáticos son los programas informáticos que resuelven las ecuaciones físicas de los componentes del sistema climático sobre una rejilla”.

Constituyen un esfuerzo colectivo de muchas instituciones y países, debido a que se trata de una tarea de una “complejidad muy alta”, según Rodríguez Camino.

Con los modelos climáticos “podemos dilucidar y atribuir también las causas de los cambios en el clima. Permiten hacer simulaciones bastante fiables del clima pasado”, y estos estudios “nos dan confianza en que estas herramientas sean fiables para estimar lo que va a pasar en el futuro”.

Mayor desarrollo con la creación del IPCC

Los modelos empezaron a desarrollarse en los años cincuenta del siglo pasado, principalmente con fines de predicción del tiempo en el corto plazo.

Los climáticos se impulsaron en gran medida gracias a la creación del IPCC. A partir de los años 90 hay una actividad internacional fuerte en el desarrollo de modelos que incluyen cada vez más procesos, mayor resolución, que demandan más necesidad de cálculo y ordenadores cada vez más potentes.

“Todo esto permite al mundo de la ciencia tener bastante confianza en las estimaciones de qué es lo que va a pasar con el clima”, ha concluido el experto. EFEverde

Te puede interesar:

Crisis climática: cómo comunicar para actuar y no solo para informar




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com