ACUERDO PARÍS

Más de 50 acciones en España contra la “negligencia climática” de empresas y gobiernos

Imagen facilitada por Greenpeace.

Organizaciones integradas en la plataforma Rebelión por el Clima, entre ellas Greenpeace, han llevado a cabo más de 50 acciones en 27 provincias españolas para denunciar a gobiernos y empresas por su “negligencia climática”.

Estas movilizaciones se suman a las que han tenido lugar estos días en distintas ciudades europeas y coinciden con el quinto aniversario de la adopción del Acuerdo de París que se conmemora este sábado.

Con pancartas en las que se leía, entre otros lemas, “Cinco años después seguimos luchando por el 1,5 ºC”, grupos de activistas han derramado hoy pintura negra simulando petróleo en la sede de Repsol en Madrid, y acciones similares en las sedes de Endesa, también en la capital, de Naturgy en Barcelona, del BBVA en Pontevedra o del Banco Santander en Valencia y Málaga.

Los intentos de estas compañías “de lavarse de verde (‘greenwashing’)” suponen “meras cortinas publicitarias que ocultan su incapacidad de alcanzar un modelo sostenible”, denuncia Greenpeace en una nota.

Nada que celebrar

Las organizaciones que integran la plataforma Rebelión por el Clima -también participan Amigos de la Tierra o Ecologistas en Acción- señalan que, mientras no exista una respuesta adecuada a la emergencia climática que incluya las medidas necesarias para acabar con el consumo de combustibles fósiles, no habrá nada que celebrar.

“En este quinto aniversario del Acuerdo de París, Rebelión por el Clima solo reafirma su compromiso de seguir luchando para limitar el incremento de la temperatura global a 1,5 grados”.

Según la plataforma, que también se ha acercado a las puertas del Congreso de los Diputados, “la industria fósil -basada en una lógica de crecimiento ilimitado de sus beneficios- ha sido y es la principal responsable del incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Hoy, en un contexto de pandemia global sin precedentes, esas mismas empresas intentan absorber los fondos destinados a la recuperación económica ante la crisis generada por la covid-19, sin ningún tipo de compromiso climático, ambiental o social”.

Después de cinco años, agregan, “no podemos quedarnos esperando a que nuestros líderes cumplan la promesa que hicieron en París”; “es hora de mostrar la determinación de la sociedad civil”.

En este sentido, Greenpeace señala que el tiempo de esperar acciones gubernamentales ambiciosas ante la emergencia climática se ha agotado, por eso “es necesario un movimiento climático global capaz de desafiar el poder de la industria fósil y apostar por una transición justa hacia un modelo económico que respete los límites biofísicos del planeta”.

El Gobierno, en los tribunales

2019 marcó un máximo histórico en las emisiones globales y, a pesar de los efectos del parón provocado por la covid-19, en 2020 continúa la misma tendencia, apunta.

Mientras tanto, el planeta da cada vez más señales de graves alteraciones climáticas: lluvias torrenciales, episodios de sequía y grandes incendios forestales de enormes dimensiones.

En España, sería necesaria una disminución de al menos el 55 % de las emisiones de gases invernadero antes de 2030 respecto a 1990; sin embargo, el Gobierno apuesta por una reducción del 23% para 2030, un objetivo muy alejado de las recomendaciones científicas, lamenta Greenpeace.

Precisamente, recuerda, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam Intermón iniciaron recientemente el primer litigio climático contra un Gobierno en España; el recurso interpuesto ha sido admitido a trámite por el Tribunal Supremo, “lo que ha dado inicio a un proceso histórico”. EFEVerde

ç

Más informacíón sobre adaptación climática en www.lifewatercool.com




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com