TIBURONES CONSERVACIÓN

Un Acuerdo pretende acabar con la “mala reputación” de los tiburones

tiburones mala reputación Fotografía de archivo de una tintorera

Conocer mejor a los tiburones, su estado de conservación y cambiar su “distorsionada reputación” que les hace estar en una situación de “vulnerabilidad”, es el objetivo del acuerdo suscrito por la ONG Shark Med y la Fundación Marilles, que se desarrollará en el archipiélago Balear.

El acuerdo, que tiene un año de duración y 30.000 euros de presupuesto, se llevará a cabo con la colaboración de Save the Med en Mallorca, de la productora Paleártica Films en Menorca y de Manu San Félix y la Asociación Vellmarí en Ibiza y Formentera y permitirá a Shark Med continuar recogiendo datos sobre tintoreras y otras especies de tiburones en el mar Balear.

Esta ONG lleva dos años diseñando un innovador sistema de vídeo submarino remoto que permite observar tiburones, una especie difícil de encontrar debido a su baja densidad de población y a que vive en alta mar, muy lejos de la costa.

Peligro de la pesca de superficie por palangre

Las primeras imágenes obtenidas con este sistema, según señala la ONG, muestran cómo la pesca accidental por palangre de superficie compromete la supervivencia de estas especies y ponen de relieve que la mitad de las tintoreras grabadas presentan anzuelos clavados arrastrando largos sedales, algunos con restos de redes y vegetales.

Según los firmantes del acuerdo, los tiburones son esenciales para el equilibrio de la cadena alimentaria y la buena salud de los ecosistemas marinos y en concreto, las tintoreras han sido declaradas por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) “especie en peligro” en el Mediterráneo, a pesar de lo cual la ley española no los contempla como “especie protegida”.

Añaden que otros escualos comunes en alta mar como el tiburón martillo, el marrajo o el zorro se encuentran ahora gravemente amenazados, principalmente por la pesca de palangre de superficie dirigida al pez espada o al emperador, pero los tiburones son particularmente vulnerables a la presión pesquera puesto que son especies de crecimiento lento, tardan en alcanzar la madurez sexual y tienen una baja fecundidad.

En el Mediterráneo hay datos que demuestran el declive de especies como los martillos, tintoreras, marrajo, cailón y zorro de entre el 96 y el 99,99% respecto de las poblaciones existentes hasta la mitad del siglo XX y se estima que el 53 % de los tiburones, rayas y quimeras mediterráneos están en riesgo de extinción, aseguran ambas organizaciones.

Las Baleares, área rica en tiburones y rayas

A pesar de ello, afirman que los estudios ponen de manifiesto que las Islas Baleares constituyen un área rica en tiburones y rayas respecto a otras zonas del Mediterráneo occidental.

Para ayudar a la protección de estas especies en el Mediterráneo y en concreto, para acabar con la muerte accidental de tiburones en la pesca en superficie por palangre, Shark Med y la Fundación Marilles solicitan un plan nacional coordinado por el Gobierno central, con la colaboración de los gobiernos autonómicos.

Además, demandan más conocimiento de los tiburones para establecer restricciones sobre cuándo, dónde y cómo se puede pescar, medidas para reducir la mortalidad de los escualos una vez hayan subido a bordo, eliminar los anzuelos, que se declare a las Islas Baleares zona de “no consumo” de tiburones y que sus aguas se cataloguen libres del palangre de superficie.

Las organizaciones consideran asimismo que se podría aprovechar la presencia de los tiburones en las Baleares como “atractivo turístico” similar al de las Maldivas o el Caribe o al de los angelotes y rayas en Canarias, donde el avistamiento de estas especies “atraen un mínimo de 3 millones de euros y generan casi 100 puestos de trabajo”. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com