INCENDIO ÁVILA

El Gobierno aprueba actuaciones emergencia tras incendio Ávila por 700.000€

incendio zona afectada del incendio forestal de Navalacruz. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes actuaciones de emergencia por un importe total de 699.999 euros, destinados a la restauración de las zonas afectadas por el incendio forestal iniciado el pasado 14 de agosto entre los términos municipales abulense de Navalacruz y Cepeda la Mora.

Este incendio ha sido uno de los más extensos de la historia de España, tras haber arrasado 22.037 hectáreas en un perímetro de unos 160 kilómetros, afectando al 30 por ciento del espacio natural protegido de las sierras de la Paramera y Serrota, incluidas en la Red Natura 2000.

Según ha informado en nota de prensa el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), el Consejo de Ministros ha tomado razón de la declaración de emergencia para la realización de actuaciones de recuperación medioambiental en las áreas afectadas por el fuego por un importe de 699.999 euros.

Obras de emergencia

Las actuaciones, impulsadas por la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Miteco, comenzarán “de inmediato ante el riesgo de que las lluvias de otoño agraven los procesos de erosión de los suelos y la pérdida de valor ecológico de una zona incluida parcialmente en la Red Natura 2000”.

Dichas actuaciones “garantizarán la pervivencia del bosque, los usos ambientales, paisajísticos, sociales y de recreo de los terrenos forestales y facilitarán la restauración integral, por parte de la Comunidad Autónoma, de los espacios dañados a más largo plazo”.

La ejecución de estas obras de emergencia ha sido encargada a TRAGSA, con un plazo de ejecución de seis meses.

Para paliar la situación de emergencia provocada por el incendio, la Dirección General de Biodiversidad ha puesto en marcha acciones como “trituración de árboles en pie, construcción de cordones de vegetación en las laderas más expuestas y mejora de masas forestales, suministro de paja”.

Igualmente, se ha llevado a cabo la “plantación de frondosas para protección del suelo en zonas húmedas, obras de drenaje y retirada y sustitución de cerramientos ganaderos en las zonas próximas a carreteras y vía públicas para evitar el riesgo de accidentes de tráfico por colisión con el ganado”.

La restauración de la cubierta arbórea conlleva “un aumento de la biodiversidad, una mejor protección del suelo contra la erosión y, por lo tanto, una mejor regulación del ciclo hidrológico, el establecimiento de un sumidero de carbono, la mejora del entorno paisajístico y el impulso del uso social del monte”.

Según el Miteco, las llamas del incendio dañaron principalmente “zonas de brezales oromediterráneos endémicos, formaciones de Genista purgans en montaña, prados ibéricos silíceos y pastos pioneros en superficies rocosas”.

En este sentido, el departamento de Teresa Ribera subraya la “gran extensión” de la superficie arbolada afectada por las llamas, con un total de 2.738,73 ha quemadas, fundamentalmente de pino silvestre -Pinus sylvestris-.

El incendio, que surgió a primera hora de la mañana del pasado 14 de agosto cuando comenzó a arder un coche a la altura del kilómetro 38,000 de la N-502 (Ávila-Córdoba), quedó extinguido el 26 de ese mismo mes, tras un gran despliegue de medios humanos y materiales que llegó a superar el millar de efectivos. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com