PARAGUAY MEDIOAMBIENTE

Un activista logra meter la deforestación en la agenda política de Paraguay

Un activista logra meter la deforestación en la agenda política de Paraguay Un activista crea Paraguay SOS para parar deforestación del Chaco en Paraguay. EFE/Andrés Cristaldo

Alejandro R. Otero.- EFEverde.- Un activista paraguayo, que a través de una convocatoria en redes sociales reunió la semana pasada en Asunción a cientos de personas contra la deforestación del Chaco, logró introducir el tema en la agenda política del país, que debatirá en el Parlamento un proyecto que prohíbe la deforestación.

El senador Víctor Ríos del opositor Partido Liberal, presentó este viernes un proyecto de ley que pretende prohibir la deforestación en el Chaco, una normativa similar a la que rige en la región oriental del país y que se debatirá a la vuelta del receso estival parlamentario.
La presentación de la iniciativa se produjo una semana después de que cientos de personas se manifestaran en el centro de Asunción, y en otras localidades del país para exigir el freno de la deforestación en el Chaco, donde la ley forestal vigente establece cuotas de tala de árboles a los propietarios de tierras.

Joel Cañete convocó a través de Facebook

La exitosa convocatoria fue ideada por Joel Cañete, un vendedor de casas y coches de 26 años, preocupado por los efectos del cambio climático que, según dijo a EFEverde, ve “cada día en Paraguay”, ya que “las temperaturas son muy altas en verano, como nunca antes”.
Se inquietó por la situación del Chaco porque para él, en la región “hay luz verde para hacer lo que se quiera“, en referencia a la permisividad de la normativa respecto a los desmontes, y “solo en beneficio del sector empresarial”, sin “respuesta de las autoridades”, aseveró.
Ante eso, “me quejaba en las redes sociales y posteaba, pero solo hasta ahí”, explicó, y al ver que “nunca nadie hacía nada” se planteó que “tenía que hacer algo”, así que decidió crear una página de Facebook y realizar la convocatoria a través de ella.
La idea surgió después de que una contestación suya a un comentario sobre el tema en la misma red social “se viralizara“.
Cañete contó que dos días después de crear el evento contactaron con él otras personas y preocupadas por la deforestación, y gente de organizaciones ambientalistas, que le propusieron reunirse para “organizar mejor el evento“, con los permisos necesarios “todo muy organizado”, señaló.
A raíz del éxito de la convocatoria, por el que se sintió “asombrado” y que no se esperaba, vio “la necesidad de crear una organización” porque las existentes, “no son creíbles para la ciudadanía” ni convocan movilizaciones, porque en Paraguay “no se toca mucho ese tema”, lamentó.

El objetivo de SOS Paraguay es que una caravana humana lleve el decreto al presidente Mario Abdo Benítez, “que solo tendrá que firmarlo”, y si no lo hace se llamará a una movilización mucho más grande. EFE/captura Paraguay SOS

SOS Paraguay

Así nació SOS Paraguay, un grupo de unas 25 personas “autoconvocadas”, entre las que hay varios abogados que han conformado un equipo jurídico que trabaja en la elaboración de un decreto para declarar la emergencia ambiental en el país.
Con ese documento pretenden que se paralice la tala de árboles mientras “se estudie una ley que haga sostenible” la producción agrícola y ganadera con el mantenimiento de los bosques.
El objetivo de SOS Paraguay es llevar el decreto, mediante una “caravana humana”, al presidente del país, Mario Abdo Benítez, “que solo tendrá que firmarlo“, aunque si no lo hace, advirtió de que “se llamará a una movilización mucho más grande”.
Cañete aseguró además que se han creado equipos de trabajo espontáneos de la organización en varias localidades del país que, de hecho, ya han convocado manifestaciones en los próximos días en Encarnación, departamento de Itapúa, y en Areguá (departamento Central).

Perdidas 255.000 hectáreas de bosque en el Chaco en un año

También esta semana, el Instituto Forestal Nacional (Infona) informó de que entre agosto de 2017 y el mismo mes de 2018, se perdieron en el Chaco 255.312 hectáreas de bosque original, aunque indicó que el 76 % fueron “cambios en la cobertura forestal” permitidos por el organismo.
Esos cambios están contemplados en la ley forestal que impone a los propietarios de fincas rurales cuotas de conservación del 45 % de la masa forestal inicial del predio, a diferencia de la región oriental del país donde rige la norma de Deforestación Cero.
A pesar de ello, en esa región fueron deforestadas ilegalmente 10.278 hectáreas en ese periodo. EFEverde




Secciones: