Ábalos (PSOE): Cospedal tiene las de ganar en la guerra del agua

Ábalos (PSOE): Cospedal tiene las de ganar en la guerra del agua

Convencido de que María Dolores de Cospedal tiene todas las de ganar en la guerra del agua con Valencia, el portavoz socialista de medioambiente en el Congreso de los Diputados, José Luis Ábalos, pide un pacto en el que entren todos y defiende que no se pude hacer un "política bastarda" con este tema. En una entrevista concedida a Efeverde, Ábalos (Valencia 1959) denuncia que hay una ofensiva en torno a la privatización del agua y considera que la reforma de la Ley de Costas "solo habla de negocios".

P.- Qué no le gusta de la reforma de la Ley de Costas?

R.- Creo que, como reflexión, en el primer  Gobierno de Aznar se privatizaron buena parte de las empresas públicas, las emblemáticas, muy asociadas a la idea nacional, como Telefónica, Iberia..las que se llamaron las joyas de la corona.

En esta segunda parte, con mucha más prisa; y con la cobertura de la crisis todo el foco está centrado en la economía, en el empleo, y en este ambiente de desconfianza y pesimismo que hay el PP está haciendo camino en lo que es su proyecto político y ahora a lo que se dedican, ya vendidas las compañías de la primera fase, es a poner en el mercado los recursos y los recursos naturales públicos, y en este marco entra la reforma de la Ley de Costas.

En definitiva lo que se introduce en el mercado es el dominio público marítimo terrestre, el tema del agua… y así nos encontramos con que el tema del medio ambiente no es un apartado marginal o sectorial, se integra en un todo, de la misma forma que la educación, la sanidad, los servicios sociales como servicios públicos se introducen en el mercado, pues el agua, nuestras costas, y tantos otros recursos como nuestros montes se tratan de introducir en el mercado.

Esto es una concepción ideológica, el problema de este mercado que van creando es que encima no es competitivo, no está abierto a la competencia, no es libre, sino dedicado a sectores muy concretos con los que el PP tiene claras vinculaciones, y esto lo refleja la reforma.

Esta reforma de la ley es muy emblemática respecto del modelo político ideológico del PP: hay una privatización del dominio público, hay una mercantilización de los derechos sobre ese dominio publico, y  finalmente una exclusivización de esos derechos con respecto a personas muy vinculadas, y Greenpeace en un informe ha apuntado nombres muy llamativos.

Esta ley no tiene más propósito que cumplir con esos intereses económicos de una oligarquía cuyos nombres son muy conocidos, está al servicio de eso y de nada más.

Foto/EFE/Pedro ARMESTRE

Porque lo que caracteriza a la ley, básicamente, es sacar determinadas actividades y núcleos del dominio público, que las concesiones para aprovechamiento económico, aprovechándose del caso de las casas particulares, lo que hacen es una generalización que beneficia solo a los que tienen aprovechamiento económico, y les da 75 años más de concesión y no se habla de concurrencia ni competitividad.Si es un caso de prórroga, en algunos casos nos vamos a 105 años.

Por supuesto se reduce el espacio de protección de la servidumbre a 20 metros, por lo tanto se reduce el dominio público, en algunos casos se quita, y dentro de esa limitación está también la duda sobre la privatización de las playas, la ley deja abierta esa posibilidad, no tiene valor para expresarlo, y lo remite al reglamento.

En definitiva es un desmantelamiento de toda la política de protección, echando manos de algunos populismos, tipo chiringuitos o casas de afectados para justificar una expropiación del dominio publico, lamentablemente ellos juegan siempre con un concepto de recurso inagotable y piensan que la naturaleza va a estar siempre igual, para consolidar el negocio.

El avance del mar igual pondrá todo en su sitio, ya veremos para entonces a quien reclaman.

P.- Crees que España necesita una ley de cambio climático?

R.- Sí, vamos a ver, creo que está ya en la conciencia de todos, incluso en la del Gobierno, que no obstante tiene una actitud esquizofrénica, porque tan pronto el portavoz niega el cambio climático vinculando a humoradas como la de la profecía maya, como la víspera en la Comisión de Medio Ambiente el propio PP presentó una proposición no de ley instando al Gobierno a legislar el cambio climático.

Y volviendo a la Ley de Costas, si estamos hablando de darle sentido al titulo de esta norma, que se llama de uso sostenible y protección del litoral, si hay que responder al título hay que hablar de los efectos del cambio climático, de la erosión de nuestras costas, porque sino que protección van a plantear.

Si lo que pretendes es actualizar una ley de 1988, lo normal es que incorpores todos los convenios internacionales, todos los estudios que se han venido realizando, algunos incluso propiciados por el propio ministerio, y es absurdo que la ley ignore por completo estas cuestiones, la ley no cita para nada el cambio climático, y no habla de ninguna convención que se refiera al mar, nada, es impresionante.

Es que solo habla de concesiones, de negocios, para nada habla de medio ambiente, y en la introducción, creo que está bien clarito, ese latiguillo de intentar conseguir un equilibrio entre medio ambiente y crecimiento económico, lo que está diciendo es que la protección del medio ambiente no puede ser un condicionamiento, ni un inconveniente para el crecimiento económico, lo está supeditando y esta ley viene a plantear eso.

P.-  Qué te parece que se permita la producción y almacenamiento de gas en Doñana?

R.– Vamos primero a intentar recabar al máximo información, nos hemos planteado hacer una serie de preguntas al Gobierno.

Foto/EFE/Julián Pérez

Creo que estos temas son muy delicados, estamos siempre tratando de atender una demanda energética que nos garantice una cierta independencia, pero al mismo tiempo tenemos que preservar nuestro medio natural y a apostar por energías no agresivas, más respetuosas con el medio ambiente .

Doñana es une espacio emblemático para toda España y hay que introducir todo tipo de cautelas y prevenciones mas allá incluso de lo normalmente aceptable, y espero que la Junta de Andalucía hará lo que ha dicho, que extremará la vigilancia.

P.- Qué propone su grupo para acabar con la guerra del agua entre territorios?

R.- El Grupo socialista en el seno de la Comisión de Medio Ambiente ha ofrecido un gran pacto, el agua ha sido siempre una cuestión estratégica y se va a convertir en uno de los elementos que nos va a dar seguridad en el futuro, o toda la inseguridad.Junto con la alimentación, ya están siendo los problemas del presente.

Es un recuso escaso y por lo tanto no se puede hacer una política bastarda en relación a un recurso necesario, y es preciso un gran pacto que tenga en cuenta la escasez y el sentido estratégico, que tenga en cuenta también cuales son los estudios de la sostenibilidad y al mismo tiempo integrar toda la participación de datos.

En un pacto tienen que estar todos, sino no es tal, es decir que dejar a las CCAA fuera es un tremendo error, es insistir en la guerra territorial del agua, tienen que estar también los ayuntamientos, las ONG, los regantes, los usuarios, todos.Y ese pacto tiene que permitir que el agua llegue a todos pero al mismo tiempo mantener la salud y la calidad de los ríos, que están sobreexplotados en muchos casos.

Acabo de preguntar al Gobierno por el Júcar, donde no llega nada a la desembocadura, no hay caudal ecológico, y al final el problema es que no habrá río para nadie.Los intereses son tremendos, al ser un recurso escaso, es por lo tanto disputado y hay un gran negocio.

Ahora hay una ofensiva en torno a la privatización del agua, y ya hay analistas que están estimando el volumen de negocio que supondría la privatización del agua.

En la reciente ley de medidas urgentes del medio ambiente, ya se privatizaron los derechos del Alto Guadiana, y ahí se ha creado un mercado en torno a los derechos del agua.Y ahora viene de nuevo una ofensiva en ese sentido, y la amenaza que pesa sobre la mancomunidad de los canales de Taibilla va en ese sentido.

Yo soy de Valencia, y tenemos un problema con el Júcar y a la propuesta de demarcación presentada ahora no me parece correcta y por otra parte María Dolores de Cospedal sigue jugando con el Tajo, y el trasvase del Tajo- Segura y ahí cómo no va a ver guerra de agua.

Todos son gobiernos del PP, Murcia, Valencia y Castilla La Mancha y lo que se va a jugar va a ser la capacidad de liderazgo de cada uno, y quien tiene las de ganar es Cospedal, y quien tiene las de perder es Alberto Fabra.

Ellos están en las mejores condiciones para esos temas concretos que afectan a esas tres CCAA, resolverlas desde el punto de vista hasta de la disciplina política, si es preciso.

Foto/EFE/Angel Sahun

Hay gente que está muy acostumbrada a jugar a la guerra del agua, pero en Valencia ahora ya no hay, porque a los actores de la guerra saben que no van sacar réditos electorales sino todo lo contrario , entonces no hay que hablar del agua, como no hay que hablar de como se gesto y se financió esa guerra.

Hay mucho negocio en todo esto.Cuando uno pone en la balanza el interés lucrativo o el afán de negocio y de la otra parte el proteccionismo de la naturaleza, ¿Quien tiene las de ganar?.

Lógicamente el poder está en el lado de lo lucrativo, en el otro lado no hay grupos de poder que vayan a apoyar o financiar las aspiraciones proteccionistas y la única forma de contraponer eso es el empoderamiento de la sociedad, que la sociedad sea capaz de hacer frente a intereses económicos de las minorías.

P.- Cuál crees que es en estos momentos el problema medioambiental más urgente en España?

R.– El problema más urgente que tiene España es el desmantelamiento de toda la obra que con muchos esfuerzos se había conseguido en mejorar las políticas de medio ambiente, en la línea de la convergencia europea, y esto lo considera también la propia Unión Europea, y el Comisario de Medio Ambiente ya ha planteado sus preocupaciones, sobre todo en los temas de agua, en los retrasos en las presentaciones de los planes de cuenca, y en el incumplimiento del programa para las depuradoras.La propia Ley de Costas es una involución absoluta, y la de medidas urgentes también.

El ministerio pasó a llamarse de agricultura, y parece que es lo prioritario, pero sin embargo la acción legislativa está recayendo en el medio ambiente, es tremendo, y ahora acaba de entrar otro proyecto, este último sobre contaminación y industrias.

Parecía que este Gobierno no iba a ser muy activo en medio ambiente y lo está siendo porque lo están desmantelando, ese es el principal problema, con imágenes muy lamentables, la última con el director de Parques Nacionales participando en monterías, no hace falta que dispare, nunca debe participar.

Ese desmantelamiento se refleja en todo, y en lo cómplice que es el actual Gobierno con los lobbys, con los grandes grupos de interés, lo que le pidan, igual en el campo de la energía.

P.- Alguna propuesta en cartera?

R.- Hemos pedido varias comparecencias al ministro, y también que comparezcan todos los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas, para que informen de los avances de los planes de cuenca.Las que hemos pedido a Arias Cañete las está eludiendo porque no quiere facilitar nada que le pueda incomodar, una de ellas es en relación al suministro de petróleo en embarcaciones en Gibraltar, cuando el gobernador le acusó de estar implicado en esos negocios.

También para que opine de lo que Greenpeace informo sobre  los intereses de determinadas personas, algunas allegadas en relación a la ley de costasTambién la del director de Parques Nacionales para que nos cuente su participación en las cacerías.EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies