A un día del cierre de Garoña, sigue la incertidumbre sobre su final

A un día del cierre de Garoña, sigue la incertidumbre sobre su final

A solo un día del cierre oficial de Garoña (Burgos), no hay certeza absoluta acerca de si el cese de la central nuclear más antigua del país será reversible y sigue abierta la puerta a su continuidad.

Industria debe publicar mañana la orden ministerial que determina la clausura de la planta, dando cumplimiento a otra orden emitida en 2009 y que autorizaba su explotación hasta el 6 de julio de 2013.

 

El ministro José Manuel Soria anunció hace dos semanas la imposibilidad de revocar parcialmente la orden de cierre de la planta para que Nuclenor pudiera estudiar una nueva prórroga de la vida útil de Garoña, debido a la imposibilidad de cumplir los plazos legales.

 

Sin embargo, matizó que su departamento seguía analizando el tema.

 Hoy, el Gobierno Vasco se ha mostrado convencido de que Garoña no cerrará de forma definitiva y volverá a la producción cuando sea rentable para sus propietarios (Nuclenor, participada al 50 % por Endesa e Iberdrola cada una).

 

“Creo que esa central todavía no se va a cerrar definitivamente, puede quedar ahí y, en determinado momento, volver a ser rentable y volver a abrir si las inversiones son asumibles por Nuclenor”, ha dicho a EFE la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantza Tapia.

Por su lado, la Junta de Castilla y León confía en que se autorice una prórroga para Garoña y “todavía tiene esperanzas”, en palabras de su consejero de Economía, Tomás Villanueva.

 

Según Carlos Bravo, anterior responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace, Industria está intentando poner en marcha la central, basándose en que su clausura no responde a motivos de seguridad nuclear, sino económicos.

 

Para ello, según Bravo, ahora en el grupo ecologista Salvia, se está estudiando la normativa relativa al cese de explotación de las instalaciones nucleares.

 

“Y probablemente esté pensando también en algún cambio al respecto en la legislación nuclear, que bien podría conocerse en los próximos días” cuando el Gobierno anuncie su reforma energética.

Desde diciembre desconectada de la red eléctrica

 

El pasado 16 de diciembre, la nuclear se desconectó de la red eléctrica y comenzó a trasladar su combustible del reactor a la piscina de almacenamiento, anticipando de esta manera su clausura.

 

Entonces, Nuclenor se basó en razones económicas para no seguir (las nuevas tasas sobre el sector nuclear aprobadas por el Gobierno del PP), aunque indicó su deseo de continuar si había cambios, en alusión a la mencionada reforma energética.

 

Esta semana, Nuclenor comunicó a los trabajadores que el cese era “reversible” y que a partir del próximo lunes, trabajarían en un “periodo de transición” hasta decidirse el futuro de la planta. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies