23 Exministros de Exteriores reclaman más acción climática

CRISIS CLIMÁTICA

23 Exministros de Exteriores reclaman más acción climática

23 Exministros de Exteriores reclaman más acción climática Uno erizos de mar y otras plantas marinas en el océano Índico. EFE/ Archivo / Nic Bothma

Veintitrés exministros de Asuntos Exteriores de todo el mundo, entre ellos, Javier Solana (España) o Susana Malcorra (Argentina) llaman la atención sobre la crisis climática, y exhortan a al establecimiento de una meta mundial para la protección del 30 % de la biodiversidad terrestre y marina.

Los 23 exministros de Exteriores reunidos en la Aspen Ministers Forum, un programa del Aspen Intstitute, señalan que en una reunión mantenida recientemente (no especifican el lugar ni la fecha) trataron sobre uno de los desafíos más urgentes de nuestra era: la intensificación de la crisis ambiental mundial.

Más compromiso climático

Según el documento al que EFE ha tenido acceso, los ministros señalan que “habiendo dedicado nuestras carreras a fomentar la cooperación y la estabilidad internacional, estamos muy preocupados por esta destrucción ambiental, así como por cualquier otra amenaza a la seguridad internacional”.

Entre los firmantes están, además, Madeleine Albright (Estados Unidos), Joschka Fischer (Alemania), George Papandreu (Grecia), Lamberto Dini (Italia), Susana Malcorra (Argentina), Claudia Ruiz Massieu (México), María Eugenia Brizuela de Ávila (El Salvador), Lloyd Axworthy (Canadá), Mohamed Benaissa (Marruecos), Erik Derycke (Bélgica).

Asimismo, Alexander Downer (Australia), Jan Eliasson (Suecia), Jaime Gama (Portugal), Ibrahim Gambari (Nigeria), Marina Kaljurand (Estonia), Tzipi Livni (Israel), Donald Mckinnon (Nueva Zelanda), Daniel Mitov (Bulgaria), Amre Moussa (Egipto), Marwan Muasher (Jordania), Malcom Rifkind (Reino Unido) y Knut Vollebaek (Noruega).

23 Exministros de Exteriores reclaman más acción climática

El exministro de Asuntos Exteriores de España, Javier Solana. EFE/ Archivo Biel Aliño

A partir de esas conversaciones, manifiestan, “queda claro para nosotros que el cambio climático, la degradación del ecosistema y la excesiva explotación de los recursos naturales están amenazando a millones de especies con la extinción y están poniendo en riesgo la salud de nuestro planeta”.

Las comunidades más pobres se ven afectadas en “forma desproporcionada” y a la vez socavan “nuestra habilidad para cumplir con una amplia gama de metas fijadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas”.

“Debemos estar por encima de la política y la ideología para unir a la comunidad mundial en torno a la urgente causa de la protección de nuestro planeta y nuestro medio de vida”.

Metas ambiciosas

Por ello, los exministros expresan “fuertemente” su apoyo para establecer metas ambiciosas en la próxima reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica prevista para octubre en Kunming (China).

Con ese objetivo, específicamente, “suscribimos el establecimiento de una meta mundial de proteger al menos el 30 por ciento de la tierra y el 30 % del océano para 2030”.

Llaman la atención sobre el ambiente marino, que cubre el 70 % de nuestro planeta, e incluso quienes viven alejados de las zonas marinas dependen de que el océano produzca la mitad del oxígeno que respiramos, sea la principal fuente de proteínas para más de tres mil millones de personas y contribuya a mantener un clima habitable.

Nuevo tratado internacional para la biodiversidad

Para cumplir con estas metas, “respaldamos la finalización de un nuevo tratado internacional legalmente vinculante en 2020 para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en alta mar, que actualmente se negocia en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

Este tratado tiene que establecer mecanismos que permitan proteger al menos el 30 % y evaluar y gestionar de forma sostenible en el resto de las aguas de alta mar, porque aproximadamente dos tercios del océano global no está bajo jurisdicción de ningún país.

“Gran” coalición

El mundo tiene el “imperativo moral de colaborar en fuertes acciones para mitigar y adaptarse al cambio climático y la crisis de la biodiversidad actual”, por ello, es necesario “fijar metas ambiciosas para la conservación de los ecosistemas terrestres y oceánicos es un componente vital de la solución”.

Concluyen, estar “orgullosos” de unirse a “una gran coalición -que incluye la juventud, la comunidad empresarial y representantes del mundo en desarrollo- que llama a los líderes mundiales a respaldar una meta de conservación de “al menos 30 % de a través del Convenio sobre la Diversidad Biológica”.

“El mundo debe actuar con firmeza, y debe hacerlo ahora”, concluyen.  EFEverde

Te puede interesar:

El borrador de la Convención sobre Biodiversidad se basa en ciencia, según Ministro costarricense de Ambiente




Secciones: