RESIDUOS ACEITE

Recogen 2.280 toneladas de aceites industriales usados en Baleares, en 2020

Esta gestión evitó la emisión de 1.428 toneladas de CO². EFE/Manuel Rus

El sistema encargado de la recuperación de los aceites industriales usados, SIGAUS, recogió en Baleares 2.280 toneladas de este residuo en 2020, en 1.641 establecimientos de 62 municipios, más de la mitad talleres mecánicos.

Según un comunicado de SIGAUS, esta gestión evitó la emisión de 1.428 toneladas de CO² y ahorró la utilización de 571.000 barriles de petróleo.

El volumen de aceite usado neto finalmente tratado en Baleares fue de 2.216 toneladas. Los impropios, como agua o sedimentos, suponen el 3 % del total y han de separarse durante el tratamiento.

El 58 % de los establecimientos en los que se realizó el servicio de recogida fueron talleres mecánicos, con casi un millar de este tipo de establecimientos, que generaron 1.159 toneladas.

Industria, agricultura, comercio u hostelería

El resto de recogidas fueron en actividades como la industria, la agricultura, el comercio, la hostelería, el transporte, la construcción, relacionadas con la Administración pública, las fuerzas armadas, parques eólicos, empresas de alquiler de vehículos y autoescuelas, entre otras, que sumaron 695 establecimientos.

SIGAUS advierte de que los aceites usados procedentes de los vehículos o la maquinaria son un residuo peligroso y con un elevado potencial de impacto ambiental. Por su toxicidad y su escasa biodegradabilidad puede tener importantes efectos sobre la salud y el medio ambiente.

Desde el punto de vista ambiental, la recuperación de este residuo peligroso tiene un importante valor en zonas alejadas, principalmente rurales, donde se encuentran la mayoría de espacios naturales protegidos y recursos hídricos. El 45 % de los municipios baleares donde se recuperó aceite usado son rurales, con cerca de 200 establecimientos y se recuperaron 361 toneladas de residuo.

Dentro del medio rural de Baleares, en inmediaciones de espacios protegidos y recursos hídricos, se recuperaron 79 toneladas de aceites usados de 52 establecimientos. Un ejemplo de ello, es la recogida de 47 toneladas de aceites usados en la Reserva de la Biosfera de Menorca y de 17 toneladas en el Paraje Natural de la Serra de Tramuntana.

Recogido, analizado y tratado

Una vez recogido, el aceite usado es analizado en centros de transferencia donde se determina su destino final para ser tratado. Baleares cuenta con 14 instalaciones de gestión de aceites usados, incluidas 3 plantas de gestión final de tratamiento previo a su valorización energética.

Un 81 % del aceite usado neto recogido en 2020 en Baleares fue tratado mediante regeneración, con 1.796 toneladas. Con este tratamiento se extrae del residuo una base lubricante válida para la fabricación de nuevos aceites, evitando tener que recurrir al refino del petróleo. El volumen de residuo destinado a este tratamiento permitió devolver al mercado 1.124 toneladas de lubricantes, y el ahorro de más de 528.000 barriles de petróleo.

Los aceites usados que no fueron regenerados se trataron para fabricar combustible de uso industrial, utilizado en centrales térmicas de generación eléctrica, cementeras, papeleras y equipos marinos. Se destinaron el pasado año 419 toneladas, evitando con ello la emisión a la atmósfera de 230 toneladas de CO2 y la utilización de 43.234 barriles de petróleo. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com