INCENDIOS FORESTALES

Los 155 incendios en 16 días en Cantabria han quemado más de 1.500 hectáreas

EFE/Pedro Puente Hoyos

El director general de Biodiversidad de Cantabria, Antonio Lucio, ha estimado que los 155 incendios forestales, todos ellos “provocados”, que ha registrado la comunidad autónoma en 16 días, desde el 20 de diciembre hasta hoy martes, han quemado más de 1.500 hectáreas de monte de la región.

En una entrevista telefónica con Efe, Antonio Lucio ha asegurado que “es pronto” para facilitar un dato preciso sobre la vegetación y superficie que se ha visto afectada por los incendios, pero sí ha insistido en que si se calcula un mínimo de 10 hectáreas calcinadas en cada incendio, se “superan las 1.550” quemadas, aunque hay que esperar a dar una cifra más concreta en los próximos días.

En los cuatro días que han trascurrido desde que comenzó 2022 se han provocado 74 incendios forestales en Cantabria, a los que se suman los 81 que hubo entre el 20 de diciembre, día en el que se activo el operativo de la Consejería de Medio Ambiente contra esos siniestros, y el 31 de diciembre.

Ha explicado que ese operativo, en el que participan más de 350 personas de su departamento entre técnicos de guardia, agentes del medio natural y cuadrillas de bomberos forestales, se activó porque “se veía venir”, ya que se daban las condiciones meteorológicas de viento sur y altas temperaturas.

Las condiciones meteorológicas están cambiando

Lucio ha recordado que el Gobierno de Cantabria cuenta con otros medios cuando la situación lo requiere, como es el helicóptero del 112 Cantabria o los parques de bomberos, que actúan cuando hay algún riesgo para viviendas o infraestructuras y se requiere de su apoyo especializado.

“Desgraciadamente no es nada que no haya ocurrido en circunstancias parecidas en años anteriores, desde hace mucho tiempo. Los que quieren prender fuego al monte aprovechan las condiciones especialmente de invierno y principios de primavera con la vegetación seca, todavía no empezando a rebrotar vegetación nueva y episodios de viento sur”, ha aclarado.

Sin embargo, las condiciones meteorológicas están cambiando y si se consolidan las previsiones de lluvia en la totalidad de la región eso implicará desactivar el nivel de máxima alerta que se ha mantenido prácticamente desde que se activó.

Ha destacado que las zonas donde se ha concentrado la mayoría de los incendios de esta oleada y las que han tenido un mayor riesgo han sido en Rionansa, Lamasón, Bárcena de Pie de Concha, Arena de Iguña, Santa María de Cayón, Riotuerto y Liérganes.

Aun así también ha habido incendios “salpicados” por otras zonas de Cantabria como la zona alta del Pas o del Miera, y en alguna zona de Cabuérniga, pero han sido circunstancias más puntuales.

Motivaciones de naturaleza personal

El director general de Biodiversidad ha señalado que, aunque no es psicólogo ni psiquiatra, tiene que haber una serie de motivaciones de naturaleza personal cuando alguien decide provocar de manera simultanea un incendio en cinco puntos diferentes de un monte o que se esté apagando un fuego en una ladera y prender la de enfrente.

“Sabemos que hay un tipo de incendio que tiene que ver con la regeneración de pastos, pero estos días de atrás hemos tenido incendios en eucaliptales, se ha prendido fuego en un sitio donde no ha habido ganado en la vida ni lo va a haber porque no tiene mayor interés”, ha añadido.

A su juicio, aunque se leen “muchas simplificaciones” sobre que los incendios los han provocado ciertos colectivos, ha subrayado que los fuegos los provocan las personas y ha asegurado que quienes los provocan van en contra del interés general de los cántabros y contra sus propios vecinos.

A su juicio, “están atentando contra el interés general y contra los vecinos de las zonas, además de poner en riesgo la vida de todas las personas que participan en el operativo y en algunas ocasiones casas, vías de telecomunicación, vías del tren o tendidos eléctricos”.

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com