10.500 tn/año es el nuevo limite para la pesca de pez espada en el Mediterráneo

PEZ ESPADA

10.500 tn/año es el nuevo limite para la pesca de pez espada en el Mediterráneo

10.500 tn/año es el nuevo limite para la pesca de pez espada en el Mediterráneo Peces espada, recurso de archivo EFE

Lisboa (EFEverde).- Los países de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Cicaa o Iccat) han decidido que para el 2017 la pesca del pez espada en el Mediterráneo quedará limitada a un máximo de 10.500 toneladas ante la delicada situación de la especie.

La medida se aprobó en Vilamoura, en el sur de Portugal, donde concluyó una semana de negociaciones sobre la pesca del pez espada, el atún rojo y el bonito del norte, especies de interés para la flota española.

De ellas, la especie en peor situación es el pez espada, que para ser protegida contará en 2017 con un Total Admisible de Capturas (TAC) de 10.500 toneladas y posteriormente se aplicará una reducción del 15 % entre 2018 y 2022.

Además, esta paulatina reducción estará acompañada de una mejora en las medidas técnicas y de control.

La propuesta partió de la Unión Europea (UE), cuya flota es responsable de alrededor del 80 % de las capturas de esta especie, como destacó en una declaración el comisario europeo de Pesca, Karmenu Vella.

“Miles de trabajos estarían en riesgo si no hubiésemos acordado este importante paso hoy”, apostilló.
Por su parte, la organización ecologista Oceana aplaudió estas medidas, aunque consideró que el plan llega “con una década de retraso”, según apuntó en un comunicado el director ejecutivo de la organización en Europa, Lasse Gustavsson.

Gustavsson agregó que, aunque se felicitan por el cambio de paradigma, hubieran esperado “un plan de recuperación más sólido”, ya que lo aprobado hoy “es muy limitado, está muy alejado de las recomendaciones científicas y deja en peligro al pez espada”.

Datos de Oceana

Precisamente Oceana divulgó durante la reunión de Vilamoura un análisis que subrayaba los problemas para determinar el origen de muchas de las exportaciones del pez espada, lo que a su vez favorece la pesca ilegal.

La organización apuntó que ante la elevada demanda y la falta de un control adecuada sobre capturas, el pez espada del Mediterráneo termina mezclado en muchas ocasiones con el del Atlántico, que sí se halla en buen estado, para posteriormente ser exportado.

En el debate sobre la idoneidad de aplicar un TAC al pez espada, los representantes del sector español denunciaron la utilización de redes de enmalle a la deriva por otros países.

Esta práctica, argumentaron, puede favorecer mucho a las naciones que la utilicen en caso de establecerse un TAC, como el que se ha acordado.

WWF: Evitar el colapso

“Nos alegramos de que las Partes Contratantes de ICCAT hayan escuchado a las ONG y nuestra petición para aprobar un plan de recuperación urgente con el fin de evitar el colapso del pez espada del Mediterráneo y que se hayan puesto en marcha medidas técnicas”, señaló Raúl García  coordinador de pesca de WWF.

“Sin embargo, no podemos ignorar que el objetivo de reducir las capturas en un 15% en cinco años es muy insuficiente, ya que todavía no se asegura el futuro de la especie y sigue amenazada la supervivencia a largo plazo de miles de pescadores en la región”.

Este año, el propio Comité Científico (SCRS) recomendó una reducción sustancial inmediata de las capturas de pez espada del Mediterráneo, que son actualmente un 70% de juveniles, lo que no deja tiempo para que la especie se reproduzca. Las Partes Contratantes de ICCAT han acordado una reducción gradual del 15% en cinco años. Esto supone pasar de 10.500 toneladas, en 2018, a 8.925 toneladas, en 2022, relatan en un comunicado.EFE
cdb/pi/fv




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com