Vacaciones Verdes y Consumo Verde: nicho de mercado

Arturo Crosby, presidente de Forumnatura, durante su visita a EFEverde

Nueva tribuna de Arturo Crosby en su blog sobre turismo sostenible en EFEverde

La presunta denominaci√≥n de ‚Äúvacaciones verdes‚ÄĚ se refiere mas a los viajes a destinos con naturaleza o donde esta, destaca de alguna forma, pero sin embargo tambi√©n puede tener una connotaci√≥n a√Īadida, sobre buenas pr√°cticas ambientales, como viajeros o demandando estas formas de gesti√≥n mas ambiental en la oferta tur√≠stica e incluso demandando una serie de productos y servicios tur√≠sticos y no, relacionados directamente con el consumo verde.

El segmento de poblaci√≥n cautiva al consumo verde, es realmente impresionante, no ya por su tama√Īo, que crece a veces hasta exponencialmente, sino sobre todo por su gran fidelidad, provocando lo mas deseado, una demanda cautiva, dispuesta a pagar mas, por este tipo de productos asociados.

Es un hecho que en estos √ļltimos a√Īos, en plena crisis econ√≥mica, estos consumidores no solo han mantenido su compra, sino que incluso se ha incrementado el volumen de mercado, muy notoriamente.

Por eso, nos induce a pensar que debería haber una correlación, entre esta evolución positiva y su traducción al turismo, tema que no esta muy claro, porque quizás todavía no se implementa esta posibilidad.

Se parecía poco, aunque cada vez mas en los mercados emisores mas maduros, el aumento de expectativas verdes en el turismo, aunque como dije se nota mas en la restauración, por ejemplo.

La oferta tur√≠stica apenas est√° recogiendo la se√Īal de este consumo verde, que deber√≠a tambi√©n traducirse en ‚Äúsalud‚ÄĚ y en concreto ‚Äúsalud, bienestar natural‚ÄĚ en todas sus manifestaciones, tanto a nivel fisiol√≥gico, como psicol√≥gico o emocional.

Pero los que est√°n alertas a este cambio o mas bien, proceso evolutivo son las grandes compa√Ī√≠as, que se apuntan a este carro verde, mediante un ‚Äúgreen washing‚ÄĚ o lavado con tinte verdoso de diferentes productos de consumo.

Desde hace tiempo en hoteles de 4 y 5 estrellas, es f√°cil observar una secci√≥n de alimentaci√≥n org√°nica o bio, adem√°s de los caracter√≠sticos avisos ‚Äúeco‚ÄĚ de toallas y otros amenitis. En alojamientos rurales se presume de productos de huerta org√°nica.

Los mercados maduros, con expectativas mas altas esperan disfrutar de experiencias acordes a lo prometido y el lavado verde, cada vez ser√° mas ineficiente.

Lo que s√≠ es cierto es que si un destino tur√≠stico o empresa quiere captar parte de esta importante demanda y en especial tenerla cautiva, no les bastara con esa pintura verde, sino deber√°n actuar en la cadena de valor tur√≠stica, tanto a nivel de territorio, experiencia y producto, incorporando estos elementos y factores que determinan una satisfacci√≥n, relacionada con ese bienestar natural perseguido, que por otra parte implica, sencillamente una mejora de la calidad en el territorio objetivo y de la imagen a percibir por el p√ļblico.

Puede que hablemos de un nicho muy interesante que cada vez atrae mas adeptos

Arturo Crosby

Editor Forumnatura

Blog sobre turismo sostenible




Secciones: