La respuesta estratégica del turismo ante la pandemia y lo que viene: adaptación y mitigación. Por (*) Arturo Crosby

Sin duda la mejor estrategia para defenderse de ataques es la anticipación versus la reacción, pero hay que asumir que es tarde para reaccionar porque llevamos bastante tiempo inmerso en las consecuencias de esta pandemia de la COVID-19.

La cuestión es que se puede hacer para mejorar la situación y prevenir escenarios desfavorables. El impacto que puede causar una disminución importante de visitantes se puede resumir en esta tremenda noticia, en la que el 80% de comunidades indígenas de Bolivia ha tenido que abandonar la actividad turística por los efectos de la COVID-19 y seguramente estará ocurriendo en la mayoría de países en desarrollo.

Mi consejo es, al igual que la tecnología punta, aprender de la naturaleza y sus diversos mecanismos, copiando o imitando técnicas que podemos aplicar a nuestro entorno y a nuestro sector productivo.

A modo de resumen y esquema permítanme dar unas cuantas claves:

  1. Acostumbrarse a la incertidumbre porque siempre ha sido compañera inseparable y lo seguirá siendo, con la única diferencia que ahora somos más conscientes de ello y porque los cambios ocasionados son más disruptivos y mucho más rápidos e impactantes.
  1. Aprendamos de la supervivencia y como los seres vivos son capaces de sobrevivir adaptándose a las condiciones más extremas, como el reciente caso de los cocodrilos (alligators) en Oklahoma (EEUU), donde las aguas dulces se han congelado y como saben, estos animales son de sangre fría y necesitan calor ambiental para sobrevivir, pero sin embargo han desarrollado técnicas o habilidades para permanecer bajo el hielo la mayor parte del tiempo, ya que el agua líquida no baja de los 4ºC, mientras que en el exterior podrían estar en -15ºC. Un claro ejemplo de adaptación al cambio drástico del clima y como mitigar su impacto negativo.
  1. Fíjense en esta noticia, la que explica como 4 países del mundo están logrando alcanzar casi el 100% de su consumo energético en base a sus propios recursos naturales evitando la dependencia del petróleo y por tanto de la dependencia vital exterior. Ya sea Islandia, Noruega, Costa Rica o Uruguay han optado por extraer su energía de sus fuentes hídricas (otro tema sería la gestión del impacto ambiental en las construcciones de las mismas), es decir basar su producción energética en la energía hidroeléctrica, o en la geotérmica (zonas volcánicas) y un porcentaje muy inferior en la solar y eólica.

Para no alargar la lectura, hoy sólo dejo estos 3 puntos clave de referencia, pero en definitiva el mensaje es que nuestra reacción ante la adversidad, por denominarlo así, se debería basar en la adaptación y mitigación como estrategia de supervivencia y reactivación turística.

Es la lección aprendida de la teoría de Darwin, que nos explica como sobreviven las especies mejor adaptadas y no como se insinuó muchas veces y erróneamente las más fuertes.

La permanente incertidumbre la tendremos de compañera para siempre, porque siempre ha estado a nuestro lado, pero ahora podemos reaccionar a través de estas dos estrategias

Es, en realidad, la misma estrategia que se aplicaría a cómo gestionar los efectos del cambio climático en la actividad turística y en concreto en los destinos que sufrirán más acentuadamente una importante crisis climática, al igual que otros sectores productivos.

La permanente incertidumbre la tendremos de compañera para siempre, porque siempre ha estado a nuestro lado como dije anteriormente, pero ahora podemos reaccionar a través de estas dos estrategias aprendidas de la ley de la naturaleza y sus ecosistemas: adaptación y mitigación y de esta forma volveremos a conseguir un escenario con una normalidad adaptada (no me refiero a esa supuesta nueva normalidad) que permitirá reanudar la actividad turística, pero que si el objetivo social y político es que perdure en el tiempo generando beneficios, no cabe otra que actuar de un modo sostenible.

Es imprescindible aprender las lecciones que nos enseña a diario nuestra Naturaleza

Es imprescindible aprender las lecciones que nos enseña a diario nuestra Naturaleza que lleva millones de años como maestra aunque apenas nos hayamos dado cuenta.

Un cordial y optimista saludo

 

Arturo Crosby

Editor Natour magazine

www.forumnatura.org 

(Fotografía: © David Arbour. Oklahoma Department of Wildlife Conservation)




Secciones: