Por qué el No al Turismo Ecológico. Por Arturo Crosby

Acostumbrado a trabajar online y siempre que busco algún termino, definición o concepto, me gusta entrar en wikipedia, para ver lo que se dice. Y claro cuando uno marca “turismo ecológico”, le aparece esta definición: El Turismo ecológico o ecoturismo es una nueva tendencia del Turismo Alternativo diferente al Turismo tradicional.

Siguiendo leyendo el texto, mezcla bastantes veces e indistintamente turismo ecológico y ecoturismo, dando a entender que son sinónimos y además le confiere una serie de principios intrínsecos, como sostenibilidad, ética, responsabilidad, justo, preservación, etc.

Por principio y al igual que cuando se menciona la agricultura ecológica; me parecen incompatible conceptualmente, tratar de equiparar turismo y ecología, pretendiendo afirmar, al igual que en la agricultura, pueda existir un turismo o una agricultura ecológica.

Permítanme, usar primero el tema agrícola, porque no comprendo que puedan existir cultivos agrícolas, en un medio natural sin alterar el ecosistema donde se desarrolle, por tanto no puede ser ecológico. Al menos por principio. Otra cosa muy diferente es la agricultura orgánica, la bio-agricultura y las buenas prácticas ambientales en la agricultura, pero nada que ver con la denominada erróneamente agricultura ecológica, salvo para fines de marketing comercial o político.

Pues si hacemos un paralelismo con el turismo, ocurre algo similar. La actividad turística siempre ocasiona una serie de impactos negativos tanto a nivel ambiental como social y éstos son inevitables, por mucho que algunos pretendan confundirnos.

Por principio, la intervención humana, en este caso los turistas y toda la oferta para dar respuesta a sus expectativas y necesidades, causan una brecha en el equilibrio ambiental o ecológico, si se prefiere llamar así. Por tanto parece ilógico, poder llamar turismo ecológico a una actividad económica, que causa una serie de daños en los ecosistemas, donde se implanta.

Otro tema, al igual que en la agricultura, es la posibilidad de prevenir y mitigar los impactos negativos en el medio natural, pero en ningún caso se pueden evitar. Por eso o mas bien de ahí (Hablando genéricamente de la intervención humana en el medio), se formuló la concepción del desarrollo sostenible, donde se conjuga un cierto equilibrio, muchas veces muy inestable, entre desarrollo y conservación.

En muchas ocasiones, este denominado turismo ecológico, se liga al “green washing”. Pero si volvemos a esta definición encontrada en wikipedia, su sinónimo de ecoturismo, confunde aun más.

Muchos o algunos, entendemos que el ecoturismo es mas una forma o concepción de viajar, donde se priman los valores ambientales y sociales, del destino a visitar y que si queremos usar mas un acercamiento o una base conceptual turística, deberíamos puntualizarlo como turismo de naturaleza o turismo en la naturaleza, según queramos ser menos o mas genéricos, lo que implica una mayor restricción o tolerancia, respectivamente, en la gestión turística de las áreas naturales.

Aunque para alguien pueda parecerle una mera discusión semántica, lo cierto es que conlleva muchas confusiones y discusiones, creando un ruido de fondo, que en especial perjudica a la demanda turística, incrementando el riesgo percibidito a la hora de compra del producto. ¡Ténganlo en cuenta!

No obstante a final de Noviembre, discutiremos estos temas en el I Foro de Turismo, Innovación y Desarrollo (El rol de la Naturaleza en Colombia), que se celebrara en Santa marta y que anunciaremos muy pronto.

 

Un cordial saludo

Arturo Crosby

 




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com