Naturaleza: mucho mas que una marca turística y green washing. Por Arturo Crosby

Pirineo Francés: Peyragudes. Foto Arturo Crosby

Acaba de terminar la feria de turismo Fitur2014 y el interrogante que deje en el artículo anterior sobre la Naturaleza en Fitur, ¿Imagen promocional o realidad de mercado?, sigue en pie.

Acaba de terminar la feria de turismo Fitur2014 y el interrogante que deje en el artículo anterior sobre la Naturaleza en Fitur, ¿Imagen promocional o realidad de mercado?, sigue en pie.

Lo cierto que en turismo se juega a todo y existe un mercado realmente motivado por experiencias de descubrimiento de naturaleza, ya sea como primera o segunda motivación y por tanto poseen expectativas claras, definidas y altas sobre ese medio natural y lo que conlleva para poderlo disfrutar, bajo unos parámetros de calidad ambiental y por tanto turística y también una oferta que evidentemente juega a un “green-washing”, cada vez mas verosímil, pero éste make-up, perdura solo hasta que se descubre, conllevando entonces una frustración muy alta entre los usuarios o turistas.

Curiosamente y al hilo de esto, sale la noticia que el Gobierno de España, está ultimando un proyecto de ley para ampliar el uso turístico y en general antrópico, de los Parques nacionales.

Si bien, admito que no he sido capaz de encontrar todavía, dicho anteproyecto de ley, me resulta curioso, que suena, que quieren transformar los parques nacionales en parques naturales, permitiendo así, el uso de actividades humanas en el interior de los mismos, incluyendo el turismo, pero no dejando claro que tipo de actividades (que algunas ya existen), se permitirán, si se podrá instalar infraestructuras turísticas o de ocio, etc. Y todo, en gran parte, porque hay unos parques, que erróneamente albergan núcleos urbanos y desarrollo productivo, que muchas veces no son compatibles con la conservación de dichos entornos naturales.

Simultáneamente, la secretaria de Turismo, lanza clubs de producto de ecoturismo, reservas de biosfera, etc. sin tener en cuenta la importancia de la “naturalidad” de estos lugares, es decir su calidad ambiental y por ende turística, al menos como mejor atributo o valor añadido.

El año pasado el Gobierno de Colombia, además de impulsar su Plan de Negocio del Turismo de Naturaleza, a nivel país, dictamino la prohibición de infraestructuras turísticas en sus parques nacionales, acciones sinergeticas en una misma direccion. Y recientemente publicamos la reciente invención en Suiza, de las zonas de tranquilidad de fauna, precisamente para aliviar la presión humana-turística, hacia la fauna.

Pero aun mas me choca, un reciente titular de una publicación turística: “La industria turística vence al ecologismo con la ley de parques naturales”.

Por una parte evidencia el desconocimiento absoluto de la temática y la poca relevancia que se le da a esta actividad, y por otra si fuese verdad el titular, no conocía esa guerra entre turismo y ecologismo, sino entre determinados oferentes turísticos con poca visión estratégica y hábiles en herramientas del green washing y grupos sociales, ambientales, profesionales y resto de la oferta turística en muchos países y también organizaciones ecologistas.

Sería bueno, recordar que hay una brecha entre las formas de gestión y resolución de problemas ambientales y de desarrollo, bien lo promuevan los grupos ecologistas, naturalistas y afines y las organizaciones científicas, profesionales y técnicas ambientales, aunque se pueda coincidir en muchos de los fines de conservación y regeneración de la naturaleza.

Y aprovechando que recorrí Fitur, como otros años, lo cierto es que cada vez hay mas países, regiones, destinos y productos, íntimamente relacionados con la naturaleza, siendo política de posicionamiento estratégico en más de unos de ellos, lo que denota sin duda, la existencia de un importante nicho de mercado, todavía sin identificar detalladamente.

Lo cierto es que el volumen de mercado de este segmento y mas si incluimos motivaciones secundarias de la demanda, es muy grande, con mas de 150 millones de viajeros, pero se requiere apostar profesionalmente y usar el know-how apropiado, unido a programas de formación-capacitación, para los diferentes niveles de los recursos humanos implicados.

Un cordial saludo

 

Arturo Crosby (Texto y foto)




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com