Naturaleza: lujo, salud, turismo y emoción para el 2015. Por Arturo Crosby

 

Lo peor de estas fechas es tratar de enviar un mensaje original, diferente al de cientos que todos recibimos y encima que produzca algún recuerdo memorable, positivo o que infunda una cierta satisfacción.

Por tanto, olvidare de hacer ese gesto semi-heroico y mas bien además de recopilar en unas frases la evolución y tendencias para el 2015 del turismo de naturaleza, enviar un mensaje de felicitación, para todas aquellas personas, profesionales y por supuesto usuarios, de este sector, felicitándonos de poder trabajar en algo que nos gusta y que a pesar que no sea una tarea fácil, y mas en estos tiempos, lo cierto es que auguro una tendencia muy optimista para el año próximo, que sin duda, indica un camino para los próximos años.

En un alarde de sintetizar al máximo, para que al menos los lectores puedan leerlo rápido y quizás hasta reflexionar un poco, les aporto unas razones o causas, que justifican este optimismo: la sociedad y en concreto la urbana y mas aun, los habitantes de grandes ciudades, necesitan cada vez mas una salud asequible, lejos de la medicación o al menos no dependiente y la Naturaleza sin duda alguna es la respuesta a esas necesidades fisiológicas y mentales (emocionales, anti-stress, físicas,…). El segmento menos atacado por los problemas financieros ha sido el lujo y curiosamente cada vez mas, la Naturaleza, esta considerándose como un autentico lujo, que sin duda lo es. Pero al contrario de lo que normalmente se entiende por lujo, igual a precios inasequibles para la gran mayoría de la demanda, en este caso, el “medio natural” no obliga a costes altos a nivel monetario, por lo que es un lujo alcanzable para diferentes segmentos de la demanda turística.

Cada año y por supuesto el 2015, también, según apuntan todas las tendencias, el consumo de “productos verdes” se incrementa con cifras realmente importantes y consecuentemente es un factor que potencia directa e indirectamente el mercado del “turismo de naturaleza” (#turismodenaturaleza), por lo que ofertas y en concreto Destinos de Naturaleza, que sigan esta línea, se verán bien recompensados.

Existe en general, una percepción mas positiva sobre la situación general, ya que se ha incrementado mucho el número de turistas internacionales y parece que es una tendencia en alza y esto conlleva también una implicación en el mercado del “turismo de naturaleza”, tanto a nivel internacional, con esos mas de 250 millones de viajeros, como del mercado domestico, teniendo en cuenta o mas bien sin olvidarnos, que la clave de la satisfacción del visitante está en función de la calidad de la experiencia y ésta no está positivamente relacionada con la cantidad de turistas en tiempo y espacio.

El “ruido de fondo” de la #Naturaleza, del consumo verde – natural, afecta a muchos diferentes proveedores turísticos, incluyendo la oferta turística mas convencional, y esto se traduce en un mejor posicionamiento en el mercado genérico.

Seguiría con más argumentos, pero lo prometido es deuda y por tanto, los dejo para futuras ocasiones, en el año próximo.

Pero si me gustaría dejar un mensaje, que convertir estos factores positivos en realidad, para aquellos que trabajamos en esto, es viable solo cuando se piensa en red, en que las inversiones y el esfuerzo individual repercute en el colectivo y viceversa, que con un mayor y mejor ruido de fondo social, nos devuelve beneficios a todos.

Es decir que si se convierten los posibles competidores en colaboradores, se obtendrán mas y mejores beneficios, para todos.

Les deseo un bonito, prospero y feliz año 2015.

Arturo Crosby

Editor




Secciones: