¿Cómo saber comercializar alojamientos tipo ecohoteles, biohoteles u hoteles sostenibles? Por (*) Arturo Crosby

Aunque tengo mis grandes dudas sobre el efecto o consecuencias de la pandemia en este tipo de turismo más respetuoso con su entorno natural, si los datos son reales fíjense en esta frase Las reservas de viajes en hoteles sostenibles o ecohoteles se han disparado un 237%”. Este porcentaje de subida es muy grande y podríamos aseverar que es tremendo y aunque fuese menos de la mitad lo seguiría siendo, e imagino que se refiere especialmente a expectativas o intención de compra o búsquedas online y aun así sigue siendo un incremento espectacular.

En mi opinión, relacionarlo con la pandemia o postpandemia me parece una falta de rigor o quizás una pérdida de memoria, ya que esta tendencia asociada al incremento exponencial del mercado verde lleva en aumento muy notable en esta última década.

En mi opinión, relacionarlo con la pandemia o postpandemia me parece una falta de rigor o quizás una pérdida de memoria

Que muchos hoteles u otro tipo de alojamientos turísticos e incluso destinos, quieran ser percibidos como eco, sostenibles o verdes, es algo que no se escapa, pero todavía no se sabe aplicar estrategias para hacer percibir al huésped o visitante los beneficios tangibles  e intangibles de esta elección.

Parece que se olvida algo obvio en las reglas de mercado y es que las personas nos movemos por motivaciones y expectativas, que a la vez están muy condicionadas por factores externos como son los medios de comunicación, la moda y otros factores externos e internos (historias personales que se escapan a nuestra evaluación).

Todavía no se sabe aplicar estrategias para hacer percibir al huésped o visitante los beneficios tangibles  e intangibles de esta elección

Como sí hay diferentes estudios e informes sobre las tendencias de mercado en general de diferentes productos y nos confirman esa gran tendencia mundial hacia los productos eco, sostenibles, responsables….y además coincide que ocurre en los principales países emisores del turismo, hay que asumir que la oferta debe responder a las necesidades de la demanda y por tanto aquí está la respuesta.

El problema radica en que no se sabe vender o comercializar este valor añadido y algunos o muchos piensan que por añadir el término sostenible, responsable, o el prefijo eco ya define el producto y la experiencia final, algo que está muy lejos de la realidad.

El problema radica que no se sabe vender o comercializar este valor añadido y algunos piensan que por añadir el término sostenible, ya define el producto y la experiencia final, algo que está muy lejos de la realidad

Ya no hablo del greenwashing, cada vez mas denostado y que a pesar de una mejora en ese maquillaje (make-up) por parte de muchas empresas tiene los días contados y esta práctica más ligada a la RSC o RSE de compensación por impactos negativos ambientales o sociales en zonas desvinculadas geográficamente o alejadas de la línea de negocio cada vez funcionará mucho menos.

Les hablo de que si un consumidor no entiende bien el valor de esta diferenciación en la gestión de la cadena de valor, de los beneficios que reciben cuando compran y si además tiene algún sobrecoste, ¿cuál es el aporte adicional o ROI que van a recibir?

Estoy seguro de que con una paridad de precios o con precios muy similares, pero sabiendo cómo seducir a los turistas gracias a este valor que otros no pueden o no quieren ofrecerlo, la cuota de mercado crecerá de forma ascendente y hasta posiblemente exponencial al igual que el resto del mercado verde en el mundo.

En otras palabras, permítanme recordar algo que he repetido varias veces: en turismo lo que cuenta es la percepción versus la realidad, y es la estética en todos los sentidos la que nos acerca o aleja del producto ofrecido.

Si se sabe presentar al consumidor de forma atractiva y beneficiosa, sin duda éste lo comprará y obligará a que el resto de la oferta turística cambie su hoja de ruta por otra más cercana a la transformación verde y a la regeneración del entorno próximo.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby

Editor Natour magazine

www.forumnatura.org 




Secciones: