DUBLIN, Destino para turismo rural. Por Arturo Crosby

Dublin canal. Foto: Arturo Crosby

Una ciudad para viajeros, que buscan un entorno amigable, confortable, pero pintada de verde, no solo por el color, sino también por el concepto, que cada vez atrae mas turistas, en el mundo. Seguro que si les hablo de Irlanda, no les parecerá extraño, que les cuente lo verde que es esta isla, tan apreciado …

Una ciudad para viajeros, que buscan un entorno amigable, confortable, pero pintada de verde, no solo por el color, sino también por el concepto, que cada vez atrae mas turistas, en el mundo.

Seguro que si les hablo de Irlanda, no les parecerá extraño, que les cuente lo verde que es esta isla, tan apreciado por muchos turistas en especial norteamericanos y europeos, porque tiene una magia o espíritu muy especial, tanto pos sus gentes, como por sus paisajes, mucho  + verdes, que siempre transmiten una serenidad. Ya saben el dicho paisaje y paisanaje, van muy unidos.

Lo verde, lo rural, la música y la Guinness, son sin duda los reclamos mas conocidos de este país isleño, pero este cocktail, sabe bien gracias al toque añadido de una gente muy abierta y hospitalaria, sin perjuicios contra los foráneos, sino todo lo contrario.

Pero sin embargo, esta vez, nos vamos  a centrar en su capital Dublín, donde de alguna forma se puede hacer un turismo rural y claro verde, aunque parezca algo que se salga de lo normal, por hablar de una ciudad.

Y es que en esta ciudad, se funde muy bien, la parte rural con la urbana, que además por su urbanismo de edificios de baja altura, no se percibe tanto ese gran contraste de campo-ciudad europeo, por lo que a veces y dependiendo de los barrios, parece que el viajero hace turismo rural.

De hecho, y para probarlo en mi propia persona, reservé y realice un viaje por lo que podríamos decir casi barrios dublineses, pequeñas aldeas, distantes  algo más de un cuarto de hora del centro. Un producto original, que uno debe probar, al viajar a esta ciudad, denominado “Dublin Mountain Pub Tour”  (www.ruraltours.ie), que trata de hacerte pasar una tarde noche, conociendo y saboreando unas buenas pintas de cerveza (no solo Ginness) u otras bebidas, incluso sin alcohol, en los pubs, mas tradicionales y típicos de Irlanda, como The Merry Ploughboy, Johnnie Fox’s, Mickey Finn’s ,… situados en  esta zona rural.

El viajero, puede disfrutar de un ambiente muy amigable, tanto de la gente local, que frecuenta a menudo estos pubs, como de otros viajeros y extranjeros de diferentes nacionalidades, que viven en Dublín. Por ejemplo parte del equipo de Facebook, cuya sede europea está en la ciudad, los encontré en uno de estos pubs.

El postre de este tour, es una buena cena rural irlandesa, de cordero, salmón, patatas, etc. y por supuesto música tradicional en vivo por grupos de locales, a los que se unen gran  parte del público y viajeros, donde casi siempre terminan todos cantando.

Por cierto, el director, conductor y guía, se maneja más o menos en español, que es una ayuda para los que les cueste entenderse.

Y si alguien quiere continuar la fiesta o prefiere dejarlo para otra noche, Dublín, tiene gran cantidad de pubs, muchos con música en vivo, muy animados, donde cualquiera se encuentra como en casa.

 

Verdeando el viaje a Dublín

Siempre un viajero, puede hacer un viaje más verde, tanto por la persona, como por el viaje en sí. En esta ciudad, es más fácil todavía.

Si bien, apenas se nota contaminación atmosférica, ni ruidos de coches y autobuses, uno puede tener la opción de además de los tranvías (personalmente siempre me han gustado mucho), poder alquilar una bicicleta, o un tour en bici, para conocer parte de la ciudad e incluso los pueblos cercanos, fácilmente accesibles.

Recuerden que esta ciudad es muy llana y por tanto, no requiere gran esfuerzo físico y muchas partes tienen su carril bici. Quizás lo único a tener en cuenta, es que se conduce por la izquierda.

Hice la prueba con un operador local, “dublin-city-biketours” cuyo guía es bastante peculiar, ya que interpretaba la ciudad con un humor muy irlandés, incluyendo alguna canción, donde los clientes participan, como pueden.

Si tienen hambre y quieren probar o comprar algo orgánico (que no ecológico, puesto que son conceptos diferentes, aunque se usen igual)

Les sugiero algunas ideas: Mercados de comida orgánica y tradicional, como: Temple Bar Food Market, Howth, Powerscourt, Farm markets, Food Coop Organic Food Market, Mespil Road Farmers Market…

El Temple Bar Food Market de los sábados, es el mas conocido y se puede encontrar una variedad de productos locales y comida tipo fusión o adaptada al gusto mas local.

El “Coop Organic Food Market”, como dice su nombre, es un mercado, también en los sábados por las mañanas, donde los diferentes socios de la cooperativa ofrecen sus productos orgánicos de sus granjas.

Los “Farmers Markets”, se abren los fines de semana, de viernes a domingo y se encuentran en diferentes lugares de Dublin, ofreciendo también productos de la huerta, orgánicos e incluso algunas artesanías caseras.

 

Además de la propia ciudad de Dublín, hay en sus alrededores, mas cercanos, una serie de pueblos, y ciudades pequeñas, con unos entornos naturales, eminentemente verdes,  que merecen ser visitadas. Son excursiones cortas de un día  e incluso menos, pero cada una tiene su punto especial, acorde a las motivaciones y expectativas del viajero.

Afortunadamente hay buenos accesos, tanto por transporte publico (tren, autobús), como también se pueden hacer en bicicleta, organizado  o por cuenta propia.

Por citar algunos de estos pueblos, mencionemos a: Howth, Malahide, Dalkey, Bray y Sandycove (sendero hasta Bay), entre otros, pueblos costeros, algunos de pescadores, otros con más glamour,…que le dan un valor añadido, muy curioso después de visitar el Dublín capitalino.

La hotelería dublinesa, es bastante variada y va desde las tradicionales Bed & Breakfast, hasta los hoteles de 5 estrellas, pero la verdad es que no destacan mucho, por su compromiso ambiental o al menos si lo hacen, no saben comunicarlo, que es como si no lo hiciesen.

Eco Friendly Hotels in Dublin who have won awards are Gibson Hotel, que combina una arquitectura atrevida, moderna en la zona O2 de Dublin, área de renovación urbanística muy interesante, con un programa de mejoras y practicas ambientales, donde tienen una persona responsable para esta función que coordina la labor, de un equipo, voluntario, que trabaja en los diferentes departamentos del hotel.

Curiosamente, cuando uno entra en su web, no se ve reflejado y parece como si fuese algo tan normal, que no le otorga valor añadido. Pienso que podrían enfatizarlo más. Sin embargo me llamo la atención los jardines que tienen en las habitaciones tipo suites, en la parte superior, donde uno puede pasear, como si estuviese mas en su jardín y además con buenas vistas.

 

 

Pero déjenme, repetir que lo curioso de todas estas combinaciones, es que se hacen, bajo un mismo paraguas verde, que uno no se da cuenta, salvo cuando lo relata, tanto en este caso hotelero, como en el conjunto de Dublín.

Aquí, el espíritu celta es una experiencia que combina lo verde, con lo rural y lo urbano.

Y como dijo el conocido poeta irlandés, Oscar Wilde, “…Puedo resistir todo, excepto las tentaciones” que es lo que le ocurre uno, cuando va, porque  le obliga  a volver.

 

Por Arturo Crosby

http://www.discoverireland.com/es/

Actividades en  Dublin e Irlanda

Video en facebook

http://www.failteireland.ie/




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com