Credibilidad y reputación juegan en contra del turismo rural

Naturaleza y ruralidad no están implícitas en la reputación del turismo rural  Aunque el titulo, de credibilidad y reputación, les parezca de gran actualidad, por su aparición constante en los medios de comunicación, pero claro referida en especial a nuestros políticos, lo cierto es que no me quiero referir a ellos, en este articulo. Son …

19 abril 2013 12:05:00 Burros
Naturaleza y ruralidad no están implícitas en la reputación del turismo rural
 Aunque el titulo, de credibilidad y reputación, les parezca de gran actualidad, por su aparición constante en los medios de comunicación, pero claro referida en especial a nuestros políticos, lo cierto es que no me quiero referir a ellos, en este articulo.

Son muchos años y la verdad décadas, que llevo escuchando las desgracias y lamentaciones del turismo rural y he de confesar que también las he padecido empresarialmente hablando, pero eso no quita la facultad de usar el alta voz, para hacer algunas reclamaciones, que sirvan para comenzar hacer algunos cambios estructurales de gran calado, en esta actividad económica y emocional.

La confusión existente entre oferta y demanda sobre qué es lo que un consumidor puede comprar y experimentar cuando se decide por realizar turismo rural, naturaleza y afines, es demasiado elevada.

Saben, que entré en la RAE (Diccionario de la Real Academia Española) y busque el significado de estas dos palabras: credibilidad y reputación, para al menos saber su significado original u oficial y la sorpresa fue, que no aparecen, añado, en su edición anterior al 2005. ¿Será que antes no era lo suficientemente importante o que ahora es demasiado necesario?

De cualquier forma, el turismo rural y compañía (por no repetir todos los segmentos asociados), llevan de moda, mas de una década, en muchos países, salvo en algunos países europeos (Reino Unido, Francia, Austria,…) donde son una tradición de antaño. Pero sin embargo o quizás por ese mismo efecto de moda, su imagen o referencia ante los consumidores, no ha contribuido a su credibilidad y reputación, sino todo lo contrario, que considero variables clave para su éxito en la comercialización, tema que como bien sabe es uno de los grandes fallos.

Que una oferta determinada sea vista apetecible por una demanda turística genérica, no implica que sea creíble, ya que en este caso, la oferta es tan tremendamente confusa, que todo puede englobarse bajo esa bandera o paraguas, lo que en definitiva despista y provoca muchas percepciones negativas.

Es una tipología turística, que no ha sabido todavía traducir ninguna experiencia diferenciada, salvo en sus comienzos, cuando se relacionaba directamente con el “campo” o ruralidad y quizás su especialización, mas certera, el agroturismo. Y quizás, también cuando puede hablarse de turismo de naturaleza, en áreas naturales bien conservadas y prístinas.

El resto del abanico de la oferta no se sabe bien, como definirla y posiblemente sea una respuesta (oportunidad de negocio) ante una demanda, que no sabía muy bien lo que quería y que no tenía el volumen requerido.

Por tanto es obvio, percibir que la reputación de esta oferta turística, no es precisamente la deseada, ya que se aleja bastante del propio concepto que la define, véase: rural, naturaleza, cultura, etc.

La actividad turística, se rige por las reglas del mercado y por tanto, exige que las expectativas creadas se cumplan, lo que se traduciría en credibilidad, de forma automática. Pero esa heterogeneidad, mal entendida, que permite actuaciones, que no cumplen con las expectativas, perjudica al resto que si lo hace, ocasionando una mala reputación al conjunto.

Y hablo, tanto de promesas no cumplidas, expectativas básicas, profesionalidad, emociones,..y sobre todo experiencias, que permítame recordarles, que esto implica mucho mas que una palabra o definición, como ocurre en la mayoría de los casos.

Sin credibilidad y reputación, difícilmente se podrá tener éxito y es hora de retomar algunos principios, por los que se comenzó esta actividad y por saberlo comunicar eficientemente al publico objetivo.

Piénselo y coméntelo.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com