Sable perforador

Resulta que ese insecto minúsculo de color marrón y plano llamado vulgarmente chinche (Cimex Lectulariux) ha vuelto a invadir nuestras camas, un lugar donde se desenvuelve sexualmente de una forma de lo más peculiar.

Además de estar dotado de un pene con forma de sable perforador que penetra en cualquier parte del cuerpo de su ¿Víctima? a este animalillo de la naturaleza, que no para en todo el día de copular, le cuesta distinguir con quien se acuesta:el 50 por ciento de sus relaciones son homosexuales y un 20% las practica con otros que no son de su especie.

Así lo cuenta al menos el escritor Bernard Weber en su libro “El día de las Hormigas”, refieren en internet los blog ibasque.comvaryingweion; y la web Wikipedia.




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com