La magia de las murciélagas. Por Pilar González

Aunque extrañas y feas – son como ratoncillos alados cuyos orígenes se remontan a hace 50 millones de años- las murciélagas poseen, sin embargo, una cualidad más que mágica: la de controlar el momento de la fecundación.

Algunas especies hembras de este mamífero (el único capaz de volar), consiguen guardar el esperma del macho durante meses (desde el otoño, momento en el que se aparean)… ¡Hasta la primavera!, que es cuando ovulan.

Sorprendente habilidad la de esta curiosa especie que aprovecha la noche para cazar insectos, utilizando su famosa capacidad de emitir ondas de alta frecuencia para guiarse y distinguir su presa del “ruido de fondo”.




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com