La leyenda asexuada. Por (*) Pilar González

Considerado solo una leyenda de marineros hasta que en el año 1912 se clasificó científicamente, el dragón de Komodo destaca por ser el saurio más grande del mundo, y porque las hembras son capaces de reproducirse sin la fecundación de los machos. Partenogénesis o quién necesita al macho A este fenómeno se le conoce con …

Considerado solo una leyenda de marineros hasta que en el año 1912 se clasificó científicamente, el dragón de Komodo destaca por ser el saurio más grande del mundo, y porque las hembras son capaces de reproducirse sin la fecundación de los machos.

Partenogénesis o quién necesita al macho

A este fenómeno se le conoce con el nombre de partenogénesis y son pocos los vertebrados  que tienen esta capacidad de reproducción asexuada.

Pero este temible y peculiar animal también se reproduce copulando, y la hembra suele poner de 2 a 30 huevos en un nido excavado en el suelo, donde nacerán las crías al cabo de varios meses.

Dos penes

Durante el cortejo se suelen mostrar agresivos, y los machos, que tienen dos penes, combaten entre sí por las hembras, mientras que éstas se resisten con zarpas y dientes.

El dragón de Komodo puede llegar a pesar más de 130 kilos y medir más de 3 metros, es original de Indonesia, y en España se le puede visitar en los zoológicos de Barcelona y Canarias, donde han logrado su reproducción en cautividad.

 

(*) Pilar González, es periodista ambiental




Secciones:   
Brasil y Portugal sus primeros destinos como periodista. Siempre con los derechos humanos y el medio ambiente.Le gusta la vida.