Frente a frente. Por Pilar González

Así es como llevan a cabo su hermosa y sorprendente parada nupcial los somormujos lavanco, aves de los humedales europeos que lucen en la época del cortejo unos moños negros y plumas rojizas en sus cabezas.

Fantástica su ceremonia del espejo cuando macho y hembra se enfrentan, y el macho imita los movimientos que va realizando la hembra, hasta lograr una danza de una simetría increíble.

También hay carreras sobre el agua, y intercambio de algas y otros vegetales para la construcción del nido o de la plataforma para la cópula.

El objetivo es sincronizarse entre ellos.Parece ser que la ovulación de la hembra se estimula con esta danza y cuando se produce la cópula los espermatozodes llegan al óvulo en el mejor momento para la fecundación.

Foto de Archivo/Nacho Duato




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com