Okapi, el verbo … solo cunado es preciso

El okapi es sin duda otro ejemplo de lo inigualable que puede resultar la naturaleza.

Esta mamífero “tres en uno” -tiene cabeza de jirafa, cuerpo de caballo y patas de cebra- es además una criatura solitaria y huidiza al que le cuesta aparecer en escena y solo en la época de celo se digna a emitir algún sonido.

Cuando son crías parecer ser que tienen un amplio repertorio vocal para comunicarse con la madre, pero cuando llegan a adultos se vuelven absolutamente mudos.

Sólo las ganas de amar le llevan de nuevo a emitir sonidos. Tras el apareamiento vuelven de nuevo a su silencioso mundo.

ITALIA - ANIMALES - OKAPI




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com