Transición Ecológica: la gran ausente en las elecciones generales

Transición Ecológica: la gran ausente en las elecciones generales. Por (*) Valentín Carrera

Transición Ecológica: la gran ausente en las elecciones generales. Por (*) Valentín Carrera

La esperanza es lo último que se pierde, de modo que escribiré este artículo en dos tiempos: hoy, martes 23 de abril, día del Libro, y mañana, 24 de abril, día de Leer el Libro que Compraste Ayer. Hoy para expresar mi decepción y enfado por la absoluta ausencia de los temas ecológicos en #ElDebateEnRTVE celebrado anoche en el mítico Estudio 1 de Prado del Rey. Cien minutos de toma y daca entre los cuatro líderes máximos del país, y ni un solo segundo dedicado a la economía verde, el cambio climático, el calentamiento global y la peste plástica.

La ecología ocupó apenas medio minuto, de pasada, en boca de Pedro Sánchez, y silencio absoluto en el resto de los candidatos

Apenas una mención de pasada, la única, en boca del actual presidente y candidato socialista, Pedro Sánchez: “Hemos puesto en marcha un plan nacional integrado de energía y clima que supondrá la movilización de 200.000 millones de euros en recursos públicos y privados y la creación de 350.000 empleos en economía verde”, que no es del todo exacta, pues según matiza el verificador de El País, “Lo que ha presentado España es un borrador de ese plan a Europa que debe ser revisado por la Comisión Europea y sometido a información pública. El próximo Gobierno es el que tendrá que aprobarlo”.

Malas noticias desde el punto de vista de la ecología -que es decir toda la sociedad y toda la economía, pues la Transición Ecológica es transversal, inevitable, inmediata e irreversible-. Que los dirigentes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos no hayan dedicado ni un segundo de su tiempo para proteger la vida y salvar el planeta, para condenar la plastificación de nuestras vidas, defender la biodiversidad de los ecosistemas o sintonizar con la sostenibilidad energética, muestra su desdén, ignorancia y desprecio a un eje programático que debería ser sustancial y prioritario.

PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox suspenden en cambio climático según el análisis de Greenpeace

Quizás se han olvidado porque estos asuntos ni siquiera figuran en sus programas electorales: Greenpeace los ha analizado en detalle y las conclusiones son demoledoras. El estudio examina el nivel de cumplimiento ecológico de los cinco grandes partidos estatales en 15 ítems, a saber: “Fortalecimiento de derechos y libertades, Empresas y Comercio Internacional Sostenible y la Coherencia de las políticas con la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Cambio climático: compromiso de los partidos con respecto a la urgencia para descarbonizar la economía; la transición ecológica justa; la fecha de cierre de centrales nucleares y de carbón; cuándo lograr un parque automovilístico 0 emisiones; la energía en manos de las personas; la fiscalidad verde, o el apoyo a la agricultura ecológica. Protección y conservación biodiversidad y la gestión de recursos naturales. Medidas para abordar el consumo sostenible y el acceso a recursos básicos (agua y energía), la gestión de residuos y la eliminación de plásticos de un solo uso, y la movilidad sostenible”.

Reflejado el análisis de Greenpeace gráficamente en un semáforo de cinco colores (verde, amarillo, naranja, rojo, gris), solo el PSOE aprueba con cinco verdes y diez amarillos. El programa de Unidas Podemos tiene tres verdes, nueve amarillos, tres naranjas. Los demás (PP, Ciudadanos y Vox) no tienen ni un solo punto verde y demasiados incumplimientos en rojo.

Tal es el estado de la cuestión, y esta toma de temperatura de Greenpeace a los programas electorales explica por qué anoche en un debate de hora y media, la ecología y la salud del planeta ocupó apenas medio minuto, de pasada, en boca de Pedro Sánchez, y silencio absoluto en el resto.

Pero como esta noche hay otro debate en Atresmedia, y la esperanza es lo último que se pierde, vamos a dejar este artículo abierto, inacabado, por si acaso los líderes máximos dejan de insultarse y hacerse reproches y deciden de una vez por todas hablar de nuestro futuro. ¡Arriba las ramas!

Anexo y actualización (miércoles 24) 

Tras el segundo debate electoral, celebrado el martes 23 en Atresmedia, se confirma el absoluto desinterés de los cuatro candidatos por la ecología. Si en el debate del lunes ocupó medio minuto a Pedro Sánchez y nada al resto, en el debate del martes el tiempo dedicado a exponer las medidas que PP, PSOE, CS y UP proponen en sus respectivos programas contra el cambio climático, la contaminación, los plásticos o el calentamiento global fue sencillamente CERO. Esta ausencia reiterada de las Políticas Verdes en ambos debates expresa la poca o nula sensibilidad ecológica de los cuatro candidatos y, lo que es peor, su irresponsabilidad ante la Transición Ecológica, que debiera ser eje transversal: ni economía (si no es sostenible) ni empleo (si no es limpio y ético) ni pensiones para enfermar y agonizar en un planeta basura, ni subida o bajada de impuestos y de la factura de la luz si la energía no es limpia y renovable, ni medicina y alimentación si comemos y respiramos aire envenenado y una cadena trófica tóxica… ni felicidad ni futuro ni nada de nada es posible contra la Naturaleza. Hay sobres en b y programas electorales en b, pero no hay Planeta B.

(*) Valentín Carrera es periodista.

elecciones

© Greenpeace

Para saber más:

-Greenpeace: Análisis de los programas electorales Elecciones generales 2019.

 

Entregas anteriores:

Otras entradas del blog de Valentín Carrera “Lo pequeño es hermoso”




Secciones: