Mantener el rumbo verde / El #videoblog ambiental de @ValentinCarrera

Mantener el rumbo verde / El #videoblog ambiental de @ValentinCarrera

Si no aprendemos nada de esta pandemia, tanto sufrimiento habrá sido estéril: pero no podemos permitirnos un nuevo fracaso. Valentín Carrera “Con la que está cayendo…” es difícil distinguir lo urgente de lo importante y hacer el esfuerzo de pensar en «cosas» como el Pacto Verde, la European Green Deal o la Transición Ecológica; y …

Si no aprendemos nada de esta pandemia, tanto sufrimiento habrá sido estéril: pero no podemos permitirnos un nuevo fracaso.

Valentín Carrera

“Con la que está cayendo…” es difícil distinguir lo urgente de lo importante y hacer el esfuerzo de pensar en «cosas» como el Pacto Verde, la European Green Deal o la Transición Ecológica; y sin embargo, es imprescindible hacerlo: es imprescindible mantener el rumbo verde.

Hay señales negativas y preocupantes en el horizonte: la prórroga a una central nuclear española va en la dirección contraria a las energías renovables, cuya bondad se proclama mañana, tarde y noche.

Algunas voces piden deshacerse de los residuos sanitarios del Covid19 quemándolos en las cementeras, cercanas a poblaciones, sin reparar en el potencial tóxico de esa incineración. Son unos irresponsables.

Otras voces piden que volvamos a los 80 millones de turistas, un modelo de industria y servicios aberrante, insostenible, que contamina y desertiza el país, un modelo que España no puede repetir.

Como tampoco debemos repetir la boina de contaminación aérea sobre nuestras cabezas en las grandes ciudades, ahora que, por acción indirecta de la pandemia, hemos recuperado el aire limpio.

Tenemos que ser capaces de no caer en estas trampas viejas y mantener el rumbo verde: avanzar decididos hacia una economía limpia y sostenible.

Hay que decirlo muchas veces: revisemos las prioridades. Antes que la industria de automoción (asociada al poderoso lobby del petróleo), necesitamos fabricar bicicletas. Sí, algo tan sencillo, básico, sano y barato, inventado hace tiempo.

Necesitamos más bicicletas por todas partes y menos coches y aviones en los que ser trasladados como rebaños; necesitamos más servicios comunitarios, compartidos por muchos, y menos exclusividad y privilegios para unos pocos. Necesitamos, en fin, cambiar el chip, resetear las conductas tóxicas con nosotros mismos y con el Planeta.

Más allá del dolor personal de cada familiar que ha sufrido una pérdida, esta pandemia debe servir para cambiarnos como sociedad. Si no aprendemos nada, tanto sufrimiento habrá sido estéril. Pero no podemos permitirnos un nuevo fracaso: hay que mantener el rumbo verde.

La primavera avanza




Secciones: