Que el medio ambiente os atalante. Por (*) Joaquín Araujo

Joaquín Araújo

Estoy convencido de que el  primer alimento para la continuidad de la vida es acompañarla, imitarla y ayudarla. Es decir que la imprescindible dieta de la vivacidad, es vivirla, sumergirse en sus elementos, ciclos y procesos. Porque solo lo incorporado a tu constatación y emoción es verdadero. Finalmente se trata de regarla con la lluvia de nuestra admiración, el sentimiento, por cierto, más sustentador.

Porque solo la admiración hacia todo lo que no hemos hecho puede rescatarnos del horror de tantas cosas que hemos hecho, demasiadas mal. La admiración, es más, resulta, a la par que leve, eficaz y eficiente, sobre todo cuando se alía con ese derredor que acredita, desde hace millones de años, que sabe hacer casi todo, a nosotros incluidos. Creatividad infinita a la que conviene sumar la nuestra para que todavía resulte más creativa. Algo que pasa, por obvias razones, por no mermar los caudales de la Natura.

Pero adquirir la suprema destreza de admirar en absoluto resulta sencillo. Emasculados del derredor, convertida la civilización en muro conviene abrir, abrirlo prácticamente todo hacia el origen. La cultura no puede seguir condenando a los sentidos a un casi completo analfabetismo. Interiorizar externos, externalizar entrañas es un formidable plan educativo. Es revolucionar la sensibilidad para que reconozca el lugar y los motivos por los que podemos contar con ella.

Cuando conciliamos lo que vemos con lo que somos se incrementa no solo un ingente caudal de placeres, tan inabarcables como sencillos, tan completos como necesarios… También se asoma a tus entendimientos algo de comprensión. La de lo que te está comprendiendo.
GRACIAS Y QUE EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE OS ATALANTE.

(*) Joaquín Araújo

Naturalista, escritor, divulgador medioambiental




Secciones:   
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com