Bici ballenera

Rermí Parmentier durante una visita a la redacción de EFEverde

Después de cinco días de reuniones informales y formales en el centro de conferencias de Agadir en la costa Atlántica de Marruecos, dónde comienza el lunes próximo la conferencia anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), sigo creyendo que es posible llegar a un acuerdo la semana que viene, aunque existen obstáculos enormes. Existen dos …

Después de cinco días de reuniones informales y formales en el centro de conferencias de Agadir en la costa Atlántica de Marruecos, dónde comienza el lunes próximo la conferencia anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), sigo creyendo que es posible llegar a un acuerdo la semana que viene, aunque existen obstáculos enormes.

Existen dos maneras de describir la situación:

Todavía es posible la adopción de un acuerdo para poner fin a la caza de ballenas incontrolada que llevan a cabo los tres últimos países balleneros, Japón, Islandia y Noruega.

Aún no es imposible que la Comisión Ballenera recobre su autoridad y su credibilidad.

Ambas formulas quieren decir lo mismo. Pero según dónde uno ponga el énfasis — posibilidad o imposibilidad — sabemos si uno trata de abrir o cerrar la puerta.

CBI Agadir

En los últimos meses de preparativos de esta reunión, cada vez que entablé una conversación con el representante de un gobierno o de una ONG, yo solía empezar por la misma pregunta: “¿qué porcentaje de posibilidad ves de que salga un acuerdo en Agadir? Según el interlocutor y las circunstancias del momento, he oído de todo, entre 60% y 10%. Ahora, mientras se acerca la hora de la verdad, las quinielas se estrechan, entre 35% y…0%. Si yo tuviera dinero para apostar, creo que lo haría por un 10%, tirando hacia abajo. Pero – como el tiempo en Agadir dónde nos hemos despertado esta mañana con lluvia, esto puede cambiar, en un sentido u otro.

Hace unos días, después de leer una entrada de mi blog permanente en inglés, Patrick Ramage, el representante del Fondo internacional para el Bienestar Animal (IFAW), una de las ONGs presentes aquí me preguntó porqué yo ponía tanta énfasis en la necesidad de llegar a un acuerdo este mes. ¿No sería mejor esperar a que el nuevo Gobierno de Japón, recién estrenado, se haya sentado y que hayan pasado las elecciones para el senado nipón del 11 de julio?,. Yo le di una respuesta sencilla: si montas en bicicleta y te quedas inmóvil, te caes.

Y hace demasiado tiempo que la “Bici Ballenera” está parada. Si hay una manera de resolver la paradoja ballenera, sería irresponsable rechazarla.

Rémi Parmentier

Si tienes comentarios http://www.facebook.com/chezremi

Twitter: @RemiParmentier 

http://www.vardagroup.org/

http://www.chezremi.com/




Secciones: